Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ADMITIERON EL CAMBIO DE CARÁTULA Y EXCLUYERON LA PRUEBA

Fiscal denunciado ante el Jury intentó incorporar un informe médico tras la clausura de la IPP

“Es un caso que se inició hace varios años y, en el mes de julio, previo a la feria judicial, tuvimos la audiencia de remisión de la causa a juicio. En esa oportunidad, la Fiscalía le imputó y la atribuyó a mis defendidos un hecho determinado, bajo una calificación legal determinada y, como defensor, me opuse a esa calificación ante la jueza Paola Firpo, porque entendía que la calificación era errónea”, comentó a RADIO LA VOZ el abogado Franco Azziani Cánepa.

Según explicó, “a mis defendidos se les imputaba el delito de lesiones graves dolosas (Artículo 90 del código penal) y yo consideraba que debían ser llevados a juicio, en el caso de que así fuera, por el delito de lesiones simples (Artículo 89 del código penal). El cambio de carátula fue planteado por mí, en la audiencia de remisión”, recordó.

Para justificar el pedido, “aporté los informes médicos que la Fiscalía tomó y que constaban en el legajo. De eso informes surgía, claramente, que las lesiones eran lesiones de carácter leve, es decir, no eran lesiones graves dolosas” como el Ministerio Público Fiscal quería endilgarle a los imputados.

“En ese ínterin, la Fiscalía – representada por Ignacio Aramberry – realizó un nuevo informe médico, en donde se constató que las lesiones podían ser graves, a lo que me opuse y plantee la exclusión probatoria porque, cuando fuimos a la primera audiencia, la Investigación Penal Preparatoria (IPP) ya estaba clausurada, es decir, no se podía producir más pruebas”.

“Por eso fue mi queja y mi disconformidad”, subrayó Azziani Cánepa. “No puedo opinar sobre el trabajo del fiscal, lo que hice fue hacer valer lo que la normativa procesal y la doctrina procesal de Entre Ríos dice: ‘hay un momento para producir prueba y hay un momento en el que puede dejar de producirse’”, agregó a través de RADIO LA VOZ.

Párrafo aparte, el letrado paranaense señaló que no fue notificado de la realización de un nuevo informe médico forense, “tampoco tiene la obligación – aclaró – pero, lo cierto y concreto es que práctica forense hay que notificar a la defensa, porque la defensa tiene que tener también la posibilidad de proponer sus propios peritos y sus propios puntos de pericia, esto hace a la buena fe procesal y a que todos podamos aportar elementos para esclarecer los hechos”.

Seguidamente, expresó que la jueza de Garantías de Paraná, Paola Firpo, resolvió haciendo “lugar a mi planteo y declaró la exclusión probatoria, dejando debidamente aclarado que si el día de mañana se realiza el juicio, se va a tener que juzgar a estas personas por el delito que yo dije que podían haber cometido, lesiones simples y no lesiones graves dolosas”.

“La magistrada ha obrado conforme a lo que dice la ley y ha hecho una suerte de filtro y explicación, para que sean juzgados como corresponde y por la calificación legal que corresponde”, dijo Franco Azziani Cánepa.

Para finalizar, entendió necesario aclarar que si el planteo fue relacionado con la denuncia que formuló Carlos Guillermo Reggiardo contra el fiscal Aramberry ante el Jurado de Enjuiciamiento, “es una cuestión que me excede. Mi planteo fue una argumentación procesalista contemplada en el CPPER y la jueza lo ha entendido así”, cerró.

Fuente: RADIO LA VOZ
ADMITIERON EL CAMBIO DE CARÁTULA Y EXCLUYERON LA PRUEBA

Teclas de acceso