Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
EL PRIMER TRIUNFO DE CAMBIEMOS

Gerardo Morales ganó Jujuy y le agradeció a Mauricio Macri

Gerardo Morales consiguió este domingo su reelección como gobernador de Jujuy y le ofrendó a Mauricio Macri y a Cambiemos el primer triunfo en elecciones provinciales ejecutivas luego de derrotas en 9 provincias. La Casa Rosada y el gobernador evitaron nacionalizar los comicios.

"Es una gran alegría ratificar el rumbo y ratificar desafíos", celebró Morales desde su búnker. Vamos a reafirmar el estado de convivencia que vivimos los jujeños y que nos está permitiendo pensar en el futuro", insistió.

Y le agradeció especialmente al presidente de la Nación, al sostener que fue "un jujeño más": "Quiero agradecerle este acompañamiento que nos dio. Gracias por todo lo que ha hecho como un jujeño más", enfatizó.

El Frente Cambia Jujuy -que encabezan el radical Morales y su vice, el peronista Carlos Haquim, y reúne a 38 partidos- obtiene una victoria contundente, con más del 44 por ciento de los votos. Mucho más atrás quedó el Frente Justicialista, de Julio Ferreyra, un outsider de la política. El ex director del registro civil conmovió la campaña hasta su alianza con el intendente de El Carmen, el kirchnerista Adrián Mendieta. El recuento oficial de votos culminaría el lunes.

El podio de candidatos lo completó otro peronista, el cuñado del gobernador, Guillermo Snopek, del Frente Jujuy. El cuarto lugar fue para el Frente de Izquierda, que encabezó Alejandro Vilca y no pudo repetir la performance que había cosechado en las legislativas nacionales y provinciales de 2017. En Jujuy, donde están permitidas las colectoras a nivel local -en el oficialismo se cuentan 78, en total- para acceder a las diputaciones provinciales, es necesario superar un piso del 5 por ciento de votos.

Otras ocho fuerzas quedaron por debajo de ese guarismo, entre las que se contaban otras dos opciones kirchnersitas y el Frente Dignidad del Pueblo, del histórico sindicalista Carlos “el Perro” Santillán.

La atomización de la oposición y el desdoblamiento de la elección provincial de la nacional por primera vez desde el regreso de la democracia le garantizaron el triunfo a Morales. Los subsidios a los servicios públicos y el pase a planta de 5 mil estatales también potenciaron las chances de su candidatura, cuya principal plataforma fue el regreso de "la paz social a Jujuy", un tiro por elevación a Milagro Sala, la líder de la Tupac detenida desde enero de 2016.

Con los números de la elección, el oficialismo se aseguraría 29 de las 48 plazas de la legislatura provincial, que renovaba la mitad de la Cámara. Con 32 legisladores, el oficialismo podría aprobar desde una reforma constitucional hasta recurrir a un crédito externo, si así lo deseara.

Se eligieron además 92 concejales y 33 comisionados comunales y 26 intendentes, 6 localidades estrenaban además su condición de municipios. Hubo 547.502 electores, 1687 mesas y 1807 extranjeros habilitados para la votación. La participación fue del 75%, menos que el 83% que consagró a Morales en 2015, cuando -colgado a las boletas de 4 candidatos presidenciales- obtuvo el 58% de los votos.

Raúl “Chuli” Jorge obtuvo su cuarto mandato en la capital, histórico bastión radical. Solo hubo que lamentar denuncias cruzadas por irregularidades, ausencias de autoridades, agresiones a familiares de candidatos municipales. Por otra parte, el ministro de Seguridad provincial informó este domingo que se investiga una amenaza telefónica de muerte a Morales.

Los candidatos en Jujuy: qué piensan y qué dicen el gobernador presidenciable, el outsider sin cassette, el enemigo íntimo y el recolector de residuos.

El Gobierno celebró la victoria en Jujuy que sirvió para interrumpir la serie de derrotas en otros distritos, que se repitieron este domingo. “No nacionalizamos las campañas provinciales de Cambiemos”, insistieron en la Casa Rosada. Por esa razón no hubo dirigentes nacionales en la provincia. En el bunker montado en el hotel Jujuy Palace, donde Morales recibió los resultados de las mesas testigo, solo estuvo a la secretaria de Infraestructura Urbana Marina Klemensiewicz. Cerca de Morales confiaron que Mauricio Macri se mantuvo comunicado vía WhatsApp con el gobernador.

Para despegarse de la mala imagen del Presidente, Morales adelantó los comicios y eludió las referencias a Cambiemos y al Presidente en la campaña.

En el complejo armado del oficialismo jujeño los principales socios de la UCR en Cambiemos no tienen juego. El PRO apenas esperaba sumar a una diputada provincial y a un concejal.

Fortalecido, Morales -que se preveía que cerraría la noche con la militancia en el comité provincial- viajará en las próximas horas a Buenos Aires para incidir en la discusión de la estrategia nacional del oficialismo. Luego de votar, pidió por la ampliación de Cambiemos. “Nos está faltando peronismo”, declaró aunque reconoce que queda margen de acción.

A pesar del inminente cierre de alianzas planea tenderle puentes a Roberto Lavagna, a quien acompañó en la fórmula presidencial en 2007. Pretende plasmar una coalición superadora y sumar al cordobés Juan Schiaretti y al salteño Juan Manuel Urtubey. Luego de darle oxígeno, pretende reclamar mayor apertura a la Casa Rosada.

Fuente: Clarín
EL PRIMER TRIUNFO DE CAMBIEMOS

Teclas de acceso