Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
POLÍTICA NACIONAL

Germán Moldes renunció a la fiscalía de la Cámara Federal porteña

A los 72 años y luego de haber sido sometido a una cirugía para desobstruir el 85% de la su arteria carótida derecha, Germán Moldes, fiscal ante la Cámara Federal porteña, presentó este lunes su renuncia. El escrito entregado en la sede de la Procuración General de la Nación señala que su renuncia a la estratégica fiscalía se hará efectiva a partir del 1 de noviembre próximo.

Moldes ocupa desde 1995 uno de los cargos clave en el engranaje de la justicia federal, donde se investigan-entre otros- los casos de corrupción cometidos por funcionarios públicos de la administración nacional. La fiscalía de Cámara tiene la facultad de sostener los recursos presentados por los fiscales de primera instancia contra las decisiones de los jueces o de desestimarlos. Y tiene la facultad de apelar ante la Cámara de Casación las decisiones tomadas por la Cámara Federal. Esa fiscalía es, por tanto, una de las llaves más importantes para impulsar o cerrar causas en la justicia federal.

Designado en su cargo por el gobierno de Carlos Menem, no tuvo una mala relación funcional con el kirchnerismo en los tiempos en los que Néstor Kirchner mandaba en la Casa Rosada. Hecho que cambió durante el segundo mandato presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

Moldes tuvo un bajo perfil público hasta principios de 2015. Fue uno de los organizadores e impulsores de la marcha que se realizó el 18 de febrero de aquel año para pedir que se aclare el modo en que murió el fiscal Alberto Nisman. A partir de entonces criticó duramente a la ex presidente de la Nación y actual candidata a vice por el Frente de Todos y hasta llegó a pedir su detención en la investigación por corrupción conocida como Caso Cuadernos. Desde el kirchnerismo cuestionaron con vehemencia varias de las decisiones que tomó como fiscal de Cámara.

El 16 de septiembre pasado fue operado en el Sanatorio de la Trinidad porque tenía la carótida derecha obstruida. Los médicos le dijeron-según explicaron a Infobae allegados al fiscal-que tuvo 23 micro infartos cerebrales previos a la cirugía a la que fue sometido. Su estado de salud-señalaron- es el que motivó la renuncia a su cargo.

Moldes se reunió ayer por la tarde con Eduardo Casal quien está a cargo interinamente de la Procuración General de la Nación y le entregó en mano su renuncia en la que pidió acogerse a su jubilación. El fiscal tiene el beneficio jubilatorio concedido desde junio de 2009 cuando el procurador General de la Nación era Esteban “Bebe” Righi.

Casado, cuatro hijos, tres nietos e hincha de San Lorenzo, Moldes escribió dos libros. Uno en 2009 llamado “Maquiavelo, hoy y mañana” y otro en 2016 titulado “Cuarenta iglesias romanas”. Sus colaboradores no descartan que luego de su jubilación tenga tiempo para escribir otro libro sobre algún aspecto histórico de la capital italiana.

Fuente: INFOBAE
POLÍTICA NACIONAL

Teclas de acceso