Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
FEMICIDIO

Guadalupe murió de una puñalada que le atravesó el corazón

Guadalupe Curual, la joven que fue asesinada el pasado martes en pleno centro de Villa La Angostura, murió de una puñalada en el pecho que le atravesó el corazón, según reveló el informe preliminar de autopsia realizado hoy, informaron fuentes judiciales.

En tanto, la amiga que convivía con la chica aseguró hoy que 15 minutos antes del femicidio, la víctima le había dicho que, si su exnovio la encontraba, la iba a matar porque ya le había anticipado que la iba a buscar por todos lados.

Por su parte, el padre y los hermanos de Guadalupe se presentaron como querellantes en la causa y aguardan que el acusado de femicidio y expareja de la víctima, Juan Bautista Quintriqueo (32), se recupere de su segundo intento de suicidio para que pueda ser imputado en el expediente

La autopsia practicada al cuerpo de Curual se realizó en la sede del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de la capital neuquina y, según el informe preliminar, revelado a Télam por fuentes judiciales, la joven recibió una puñalada en el centro del pecho que le atravesó el corazón y le produjo “un shock hipovolémico” que provocó su muerte.

La víctima también presentaba un golpe en el rostro, que habría recibido durante el forcejeo que mantuvo con el femicida en su intento por huir.

"Quince minutos antes de que la mate, yo hablé con ella. Me dijo que sí, que la iba a matar si la encontraba. El tipo andaba por el centro buscándola y así fue, porque la estaba esperando, la encontró y la mató", explicó entre lágrimas Lucía al canal de noticias TN.

Lucía era amiga de Guadalupe y la había invitado a vivir con ella luego de su separación con Quintriqueo y hasta le cuidaba a su beba cuando ella salía a trabajar.

La joven contó que, en las últimas semanas, ambas habían estado aisladas por el coronavirus y que días antes habían sido de alta, por lo que debían regresar a sus trabajos.

"El tipo sabía que nos habían dado el alta y la iba a buscar por todos lados", relató.

"Guadalupe vivía con miedo todo el día. Había días que, cuando se tenía que ir a trabajar y yo me quedaba cuidando a su hija, me decía que se iba en taxi porque tenía miedo de que el tipo estuviera escondido en la esquina. Cuando volvía, todos los días se tomaba taxi y gastaba plata en taxi, porque siempre tenía miedo", sostuvo.

Luego, explicó que la última denuncia que realizó Guadalupe contra su agresor "fue hace poco, cuando el tipo se le apareció en el laburo y comenzó a agredirla".

"Le quería pegar a los otros empleados y a ella. Pensó que se iba a quedar sin trabajo por todo lo que pasó", agregó.

Por otra parte, mientras aguardan que la Justicia les entregue el cuerpo de Guadalupe para poder velarlo, su padre y sus hermanos se convirtieron hoy en querellantes en la causa.

Fuente: RADIO LA VOZ.
FEMICIDIO

Teclas de acceso