Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ESCÁNDALO EN LA CÁRCEL DE GUALEGUAYCHÚ

Gustavo Barrientos acusó al Servicio Penitenciario de querer envenenarlo

El interno que cumple condena por un doble homicidio ocurrido en la ciudad de Paraná fue trasladado al Hospital Centenario, no se dejó revisar por los médicos, y ahora se encuentra en una celda individual en la UP2. Sospechan de un posible intento de fuga.

El ex líder de la barra brava de Patronato protagonizó un verdadero escándalo este mediodía en la Unidad Penal N° 2 cuando acusó al personal penitenciario que servía el almuerzo de querer envenarlo. El interno manifestó que se sentía descompuesto, en medio de gritos y ademanes dirigidos al personal de la cárcel de Gualeguaychú.

Barrientos fue revisado por personal de sanidad de la unidad penal, y luego fue trasladado al Servicio de Guardia del Hospital Centenario, donde no permitió que los médicos lo asistieran. Para trasladarlo, el director interino Luis Viola, solicitó refuerzo a la Jefatura Departamental de Policía que envió dos móviles que escoltaron al interno hasta el hospital.

Ante la negativa de Barrientos a ser atendido por personal médico, fue devuelto a la unidad penal para ser relocalizado en una celda individual, bajo control visual permanente por parte del Servicio Penitenciario. Cabe destacar que hasta el momento, y luego de la remoción del ex director Montero en el marco de una causa que investiga el ingreso de droga al penal, Barrientos compartía pabellón con otros internos. Por su parte, el director interino de la unidad penal notificó de lo acontecido a la jueza de Ejecución de Penas, Dra. Cecilia Bértora, quien aún no dispuso ninguna medida.

Fuentes institucionales señalaron que existe "una fuerte sospecha sobre que podría haberse tratado de un intento de fuga de Barrientos", a la vez que confirmaron que al interno "se le secuestran dispositivos móviles de forma periódica, en las sucesivas requisas que realiza el personal".

Barrientos, estuvo en las cárceles de Paraná, de Ezeiza, de Gualeguay, y actualmente se encuentra alojado desde julio del 2020 en la cárcel de Gualeguaychú. Fue condenado en el 2015, en un juicio abreviado, a 11 años de prisión efectiva por el asesinado de dos personas. "Petaco", tal como se lo conoce en el barrio Municipal de Paraná, admitió la responsabilidad en el crimen de Matías Gimenez y Maximiliano Godoy, ocurrido el 9 de noviembre de 2012 en el barrio Paraná XX.

Pasadas las 13 de este viernes, Barrientos formalizó la denuncia ante la Fiscalía de Gualeguaychú.

Fuente: REPORTE2820RADIO
ESCÁNDALO EN LA CÁRCEL DE GUALEGUAYCHÚ

Teclas de acceso