Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
PASO 2021

Edgardo Massarotti:
HACE FALTA ALGO MÁS

Por Edgardo Massarotti

Carteles enormes que se ven sin mirar. Spots con dicción a gran velocidad que se oyen sin escuchar. Desde ya que los hay muy buenos.

Opinólogos que solo son seguidos por sus auditorios redundantes. La mayoría de programas periodísticos (¿?) ocupan gran tiempo en comidillas y poco acerca de cuestiones relevantes. Obviamente, también los hay muy buenos.

Y vienen las elecciones y cada parcialidad hará su lectura y argumentará que algo ganó. Cuando concluyan quedará un escenario determinado de representación que ejercerá cierto poder. Por ello no dejo de reconocer la importancia de estas cuestiones. Pero los comicios no son el único hecho democrático. Es más, si nos quedáramos sólo en eso, fácilmente se advierten los límites de esta democracia.

Lo táctico es ganar la elección y lo estratégico es construir poder popular.

Con insidiosa carga La Nación titula “Gane o pierda, Cristina se radicalizará”, creo que a la inversa lo que lo que realmente sucederá es que ganen o pierdan los enemigos del pueblo (por su esencia antagónica) generarán acciones destituyentes (ya hay anticipos de ello).

(Nota al margen: lo políticamente “correcto” desaconseja el término enemigos, pero yo no me refiero a los adversarios y es fácil entender la diferencia).

La oligarquía siempre tuvo toda la estructura jurídica-institucional, el poder económico, los medios de comunicación, usaron las armas y recientemente tuvieron el poder del gobierno con cierto consenso en los votos (traspié histórico excepcional –cometimos errores estratégicos- del que nos recuperamos).

Por ello, en los entretiemposcomiciales tenemos muchas acciones qué hacer para construir poder popular para una verdadera democracia social “donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: el del pueblo”, como decía Perón.

Es justo y necesario entonces lograr la conciencia de un destino común, para que se exprese en una voluntad colectiva que no sólo gane las elecciones sino que sustente en forma irreversible una democracia social, participativa, integrada y popular.

La retórica reaccionaria (ver las tres tesis de Albert O. Hirschman: 1ª – la perversidad (el efecto de lo que pretenden los progresistas es el opuesto al buscado), 2ª- la futilidad (que no va a producir resultado alguno) y 3ª – el riesgo (que involucra un peligro), impide toda discusión o debate productivo. No involucro en esto a quienes piensan distinto, sino a quienes actúan deliberadamente contra las mayorías populares.

No se puede dirimir el antagonismo pueblo - antipueblo con las reglas impuestas por el opuesto.

Hace falta algo más, hay tareas pendientes que requieren un plan de trabajo que supere la lógica de la agenda oligárquica. No hay que darles chance para que puedan volver.

Algunas líneas (a completar):

a) Mantención de la unidad del FdT basada en la necesidad de derrotar al macrismo y sus cómplices, que afectó a la mayoría de los sectores. No magnificar –y corregir – los errores propios. Imprescindible la organización e implementación de una estrategia consensuada de todos los que integran el FdT

b) Ampliación del FdT con acuerdos con todos los espacios populares que piensen parecido. No quedarnos sólo con los iguales.

El Papa Francisco sintetiza mejor que nadie estos conceptos: “El todo es más que la parte, y también es más que la mera suma de ellas...., No es ni la esfera global que anula ni la parcialidad aislada que esteriliza.

El modelo no es la esfera, que no es superior a las partes, donde cada punto es equidistante del centro y no hay diferencias entre unos y otros. El modelo es el poliedro, que refleja la confluencia de todas las parcialidades que en él conservan su originalidad.”

c) Recuperación de la concepción movimientista y de movilización. Congresos partidarios, reactivación de las Unidades Básicas, asambleas sindicales, integración de movimientos sociales, pymes, feministas, de jóvenes y muchas más Interrelacionar su acciones, experiencias y necesidades.

Todas estas herramientas organizativas tienen que tener una impronta participativa y democrática y ser vehículo natural para la efectiva representación de los intereses populares.

d) En función de los dos puntos anteriores apuntar a que con todas las organizaciones políticas y sociales se consolide un Frente Patriótico y Popular (multipartidario y multisectorial) en consideración que oligarquía e imperialismo detentan mucho poder.

e) Aliento al debate y la difusión de ideas. Conformación de cuadros militantes políticos-técnicos para dar más contenidos a la acción política con la elaboración de insumos informativos y formativos, estudios, proyectos, etc.

Dotar de elementos en forma clara y sencilla para la refutación de l“liberalismo” y las mentiras de “Cambiemos”. Hay que enfrentar la influyente maquinaria mediática experta en el arte de la "guerra sucia", cuyo único propósito es dañar la moral y la confianza popular, sin caer en sus trampas de “dimes y diretes”.

f) Rescate de la identidad popular y sus valores colectivos. Nuestra historia está repleta de heroicas luchas por la soberanía, la independencia y la justicia social, que se ocultan – y nosotros mismos a veces no conmemoramos adecuadamente- La épica insufla ánimo tanto para resistir como para avanzar.

Como el objeto de estas líneas es destacar lo imprescindible de la organización del pueblo, quedan para otro texto las

propuestas concretas – llevaría bastante tiempo desarrollarlas – y sólo cito: reforma constitucional, retomar la ley de servicios de comunicación audiovisual, reforma del poder judicial, disposiciones que pongan el capital al servicio de la economía nacional y tener como principal objeto el bienestar social, en síntesis, todas las medidas necesarias para afianzar la Justicia Social, la Soberanía Política, la Independencia Económica y la Identidad Cultural sin colonización pedagógica.

Fuente: Radio la voz 901 Autor: Edgardo Massarotti
PASO 2021

Teclas de acceso