Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Paraná

Hay alerta y preocupación por los casos de tomas de terrenos

Las noticias de tomas de tierras están en el centro de la agenda de los medios de nacionales. En la provincia de Buenos Aires o en el sur argentino se dan actualmente casos de grandes grupos de familias que ocupan terrenos privados.

En Paraná, el domingo se conoció un caso de intento de toma en la zona de calles Fraternidad y Trevesse, de Paraná, que puso en alerta a las autoridades policiales y funcionarios provinciales y municipales. En esa oportunidad, numerosos vecinos que habitan el barrio denunciaron que un grupo de alrededor de cuarenta personas intentaba ocupar dichos terrenos.

Luego, hubo alertas en calle Casiano Calderón y también en el Parque Industrial de Paraná. Frente a esos acontecimientos, desde la Municipalidad se manifestaron estar atentos a cualquier alarma para intervenir inmediatamente ante cualquier intento.

Alerta

El caso de calle Fraternidad llamó la atención de las autoridades, tanto del Municipio como de la Policía, por la cantidad de personas involucradas.

El domingo, algunos llamados alertaron al 911 sobre el ingreso de personas a un predio descampado sobre calles Fraternidad y Trevesse, a dos cuadras al oeste de la Escuela de Policía. Según informó la Policía, “un grupo de 40 personas, que integraban varias familias, habían roto el cerco perimetral emplazado con postes de eucaliptus y malla cima, ingresaron e intentaron trazar lotes con sogas y palos para delimitar sectores”.

La Policía intervino y tras hablar con esas personas “muchos se retiraron pero hubo algunos que no entendieron que estaban cometiendo un delito porque se trata de un terreno delimitado, cercado, y que tiene propietarios, porque el predio que iba a ser usurpado no es un terreno fiscal, porque le pertenece a particulares”.

Pero no fue el único caso. En un terreno fiscal de calle Casiano Calderón y República de Siria habían plantado postes y delimitado el área. Personal municipal se presentó en el lugar y retiraron esas marcas. Luego, un vecino admitió haber intervenido en ese hecho y dijo en un primer momento que solo quería mantenerlo limpio y libre de alimañas pero luego admitió intenciones de construir allí. De igual manera, en el Parque Industrial de Paraná ha habido varios intentos de ocupación ilegal.

Intervenciones

En estos días, hemos intervenido en calle Casiano Calderón en un terreno del Municipio. También, nos llamaron vecinos del Parque Industrial de que estaban intrusando otro terreno municipal”, explicó a EL DIARIO Pablo Testa, secretario Legal de la Municipalidad de Paraná.

En ambos casos, las acciones ilegales comienzan con la plantación de postes y la demarcación del terreno como si fuese un loteo.

“Cuando llegamos al Parque Industrial con la Policía ya se habían ido. También advertimos que estaban avanzando en terrenos del Municipio dentro del Parque industrial. Las acciones que hacemos son directas”, remarcó el funcionario.

Para Testa se trata de un tema preocupante: “En algunos casos van uno o dos familias pero en otros se ven 10 o 20 familias a tomar todo un lugar público. No se ve como algo tan espontáneo. Además, puede haber enfrente un terreno privado pero ahí no se meten. Eligen los terrenos del Estado, es como que saben dónde ir”, subrayó.

Eso sucedió, por ejemplo, en donde se estaba construyendo el edificio del Cepla, en Anacleto Medina Sur. El lugar fue totalmente vandalizado y un grupo de 40 personas comenzó a tomar los terrenos aledaños pero fueron desalojados. Habían montado estructuras de palos y chapas que fueron desarmadas y se puso guardia policial en el lugar.

“En nuestras intervenciones, hacemos un acta que se eleva al fiscal e interviene la Policía. En el espacio público, en los terrenos fiscales tenemos la posibilidad de acción directa de desocupación. Así como hemos hecho con garajes que ocupan la vía pública, construcciones que habían avanzado sobre veredas donde intervinimos directamente. Vamos a actuar así porque si no es algo que no se puede detener. Hay un efecto contagio. Sale en los medios nacionales y se propaga”, subrayó.

“Trabajamos con la Policía. Cuando descubrimos una situación de toma avisamos a la Policía. En otros casos, lo descubre la Policía y nos avisa a nosotros. Está la posibilidad de dar intervención a un juez y luego se puede establecer una medida de impedimento de acercamiento a ese lugar donde la persona quiso intrusar. En lugares donde se ve que se están instalando con chapas y palos en un terreno del municipio lo más efectivo es la intervención directa. Hay terrenos municipales que están aislados pero otros están próximos a parques o calles. Por ejemplo, hubo una persona que quiso construir en un terreno del Parque Gazzano”, subrayó.

Fuente: EL DIARIO
Paraná

Teclas de acceso