Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ESCÁNDALO

Investigan apriete de Gabriela Michetti al extitular de la Unidad AMIA

La justicia deberá resolver si saca del archivo la causa judicial en la que el extitular de la Unidad AMIA del Ministerio de Justicia, Mario Cimadevilla, se autodenunció y denunció al ex ministro de Justicia, Germán Garavano por el delito de encubrimiento.

Es que en el juicio por las pistas falsas sembradas en la investigación del atentado, Garavano intervino para que no se acuse a quienes fueron fiscales de la causa AMIA, Eamon Mullen y José Barbaccia. Luego ordenó el cambio de los abogados que representaban al ministerio en las audiencias y finalmente los nuevos letrados pidieron que Mullen y Barbaccia sean absueltos, algo que finalmente no ocurrió. Ambos fueron condenados. En ese momento, Cimadevilla hizo la acusación, pero también hicieron lo propio el otrora principal acusado Carlos Telleldín y el abogado Leonardo Martínez Herrero.

Las denuncias fueron archivadas porque el fiscal Carlos Rívolo sostuvo que no existía delito. A raíz de la difusión de un audio en el que Gabriela Michetti aparece presionando de forma grosera a Cimadevilla para que juegue a favor de Barbaccia, Telleldín y Martínez Herrero pedirán que la denuncia se saque de archivo y se investigue, por la aparición de una nueva evidencia.

En verdad el audio fue aportado hace dos años por Cimadevilla en la denuncia que presentó en aquel momento. Sin embargo, se conoció públicamente este fin de semana en el sitio El Cohete a la Luna. La entonces vicepresidenta le mandó un audio de whatsapp a Cimadevilla diciéndole, en tono prepotente, "escuchame una cosa, estoy acá enterándome de que fue muy mal la indagatoria de José (Barbaccia), y que el tema ha pasado a vos, pero que no... que no estás actuando como nos dijiste. ¿Me podrás explicar?".

Traducido a palabras sencillas, en la grabación Michetti le recrimina a Cimadevilla no haber protegido a Barbaccia como supuestamente prometió y le exige una explicación de por qué no le dió cobertura a quien estaba sentado en el banquillo de los acusados, imputado por un delito. Además, llama la atención laç familiaridad con la que trata a Barbaccia, llamándolo José, como si fuera un amigo.

Fuente: PAGINA 12
ESCÁNDALO

Teclas de acceso