Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
LAMENTABLE

Investigan la muerte de un niño que murió ahorcado mientras jugaba

Sucedió en la tarde del jueves en la vecina ciudad de Santo Tomé. El pequeño subió a un árbol, se enredó con cables en la copa, cayó y murió ahorcado.

El jueves antes de las 19, Facundo Benjamín Ojeda de 8 años ingresó sin vida al Samco de la ciudad de Santo Tomé. Su madre le dijo a los médicos que su hijo estaba jugando arriba de un árbol, cayó, se enredó en unos cables sueltos, y falleció ahorcado.

Testimonio

Conforme al testimonio que prestó su madre respecto del hecho del que fue víctima su hijo, el chico estaba jugando arriba de un árbol cerca de su casa ubicada en calle 33 y pasaje 14, cuando en un momento cayó y se enredó con los cables que había en el lugar y esa situación le produjo ahorcamiento. La mujer en la desesperación por salvar a su hijo lo baja del árbol y recurre a empleados de la Empresa Provincial de la Energía, y éstos con el móvil de la empresa lo trasladan al Samco santotomesino, adonde los médicos establecen que estaba fallecido.

Órdenes del fiscal MPA

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del suceso y sus consecuencias a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Gonzalo Iglesias, que ordenó respecto del suceso, resguardar policialmente el lugar en el que se produjo el suceso como también la vivienda familiar del menor, secuestrar elementos con los que se ahorcó el chico, enviar a agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI), verificar todas las circunstancias que rodearon al suceso que terminaron con la vida del menor, la revisación del cadáver por parte del médico policial con envío del informe sobre la causa que produjo la muerte, entrevistarse con los vecinos de la zona, además de enviar a un psicólogo con la finalidad que pueda hablar con los chicos del barrio que fueron los amigos del chico fallecido, además de la observación de la madre del Ojeda como el secuestro de teléfonos celulares de las personas que tenían contacto habitual con el chico.

Fuente: UNO STA FE
LAMENTABLE

Teclas de acceso