Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ATENTADO A CRISTINA

Investigan transferencias millonarias de un grupo empresario a Revolución Federal

La Justicia no sólo investiga si Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte recibieron algún tipo de financiamiento externo tras descubrir que planificaban alquilar un departamento frente a lo de Cristina Kirchner en Recoleta antes de intentar asesinarla, sino que ahora también tiene en la mira a los grupos de odio y violencia como Revolución Federal.

Es que, en primer lugar a través de C5N, se conoció que esa organización, cuyo vocero es el famoso militante radicalizado Jonathan Morel, recibió transferencias millonarias por parte de un grupo empresario. La información indica que los pagos habrían sido direccionados a la carpintería que el joven posee en su domicilio.

Sin embargo, luego El Destape sumó otro dato que agrava y politiza mucho más la situación: habría sido el "hermano del alma" del ex presidente Mauricio Macri, Nicolás "Nicky" Caputo quien, a través de su empresa, hizo esos pagos a Morel y su carpintería.

Morel, de 23 años, es el militante de ultraderecha que dio múltiples entrevistas a radios y medios que se presenta en Twitter como "comerciante" y pide "bala a los kirchneristas". Es el principal referente de Revolución Federal, grupo que nació en mayo acompañado por el otro grupo, llamado Nación de Despojados, con el cual protagonizó una enorme cantidad de hechos violentos desde aquel momento.

Esos hechos incluyen escraches a políticos y edificios públicos. Uno de los episodios más recordados fue la marcha de las antorchas frente a Casa Rosada. También atacaron al auto que trasladaba a Sergio Massa el día de su asunción, además de a periodistas.

Revolución Federal también cuenta con escraches al referente del MTE, Juan Grabois, y al actor Pablo Echarri, pero una de las relaciones con el ataque a Cristina Kirchner tiene que ver con que el 18 de agosto realizaron una marcha de antorchas frente a la Casa Rosada. Más bien, tiraron antorchas encendidas a la sede gubernamental. Entre los participantes estuvo Brenda Uliarte, hoy detenida por el intento de homicidio contra CFK.

Morel, referente de ese espacio, se presenta como un “comerciante” joven que tiene a cargo 4 empleados. Ese comercio es una carpintería y esa carpintería es la que recibió pagos millonarios que, según El Destape, serían de "Nicky" Caputo. Resta conocerse qué razones, de ser así, tendría el empresario para transferirle dinero a Morel.

Según información judicial de C5N, la hipótesis es conocer si el grupo empresario financia con mucho dinero a la organización y para qué, habida cuenta de que el objetivo podría ser impulsar su crecimiento y su accionar violento.

Además, también están comprobados los nexos entre este grupo y Sabag Montiel, Uliarte y Agustina Díaz, los tres detenidos por ser los organizadores del atentado contra la Vicepresidenta.

Sabag Montiel y Uliarte pretendían alquilar un departamento cerca de la vivienda de CFK, presumiblemente para vigilarla y planear el ataque. Mientras busca de desentrañar cómo se financiaba el grupo y qué estructura tendría detrás, la jueza María Eugenia Capuchetti ordenó levantar el secreto bancario y analizar movimientos del sistema de Mercado Pago.

En ese sentido, resultó sugerente un mensaje de Uliarte hallado en su teléfono: “Si me falta plata ya sé a quien recurrir”, le dijo a una amiga.

También resta dilucidar si existe alguna relación entre la idea de Uliarte y Sabag de alquilar en Recoleta frente a lo de Cristina y la presencia de la abogada Gladys Egui, que representa a dos integrantes de la agrupación de ultraderecha Revolución Federal, Leonardo Sosa y Gastón Guerra, como inquilina de la famosa y mediática vecina de la Vicepresidenta, Ximena de Tezanos Pinto.

Es que, al parecer, el grupo de violentos también se juntaba ahí. Según se supo por fotos, Tezanos Pintos, la abogada Egui, Leonardo Sosa y Gastón Guerra se reunieron el 28 de agosto en el sexto piso del edificio de Juncal y Uruguay, justo un piso más arriba de donde se encontraba CFK. De hecho Sosa y Guerra se se sacaron selfies en el balcón del departamento, con vista a los manifestantes, y subieron la imagen a redes.

Fuente: POLITICARGENTINA.COM
ATENTADO A CRISTINA

Teclas de acceso