Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
CUARENTENA

La Corte prorrogó la feria judicial hasta el 24 de mayo

La Corte Suprema prorrogó, una vez más, la feria judicial extraordinaria por motivos sanitarios, hasta el 24 de mayo tal como viene haciendo desde la orden del Poder Ejecutivo de aislamiento obligatorio por el coronavirus. La Acordada publicada esta tarde exhibe la misma sintonía de medidas preventivas que han acompañado también desde cómo ha funcionado el Poder Judicial en el cuarto ciclo de cuarentena.

El receso, en términos procesales y de plazos suspendidos continuará exactamente como hasta ahora. Sin embargo, hay una ampliación de facultades para las distintas Cámaras de todo el país para que arbitren la manera de ir incorporando actividades. Todo con el énfasis de aplicación de protocolos sanitarios específicos. La novedad es que formalmente la Corte no tendría un solo juez de feria, como hasta ahora, sino que la idea era que todos los ministros del máximo Tribunal y los secretarios letrados se incorporen a la actividad. Esto no sería necesariamente presencia física, pero sí un mensaje en términos procesales.

La acordada de la Corte estableció: "Prorrogar, en los términos de la presente la feria extraordinaria dispuesta por el punto resolutivo de la acordada 6/2020, desde el 11 de mayo al 24 de mayo incluidos".

"Durante esta feria extraordinaria la Corte Suprema de Justicia de la Nación funcionará con todos sus miembros y secretario de Corte", indicó el máximo tribunal.

Hasta ahora, el foco de actividad estaba colocado en cuestiones que no admitan demora, y las relacionadas con detenciones, violencia urbana y doméstica, delitos contra la salud pública (con los que se sanciona a quienes violan la cuarentena), delitos migratorios, interrupción de comunicaciones, aprovechamiento de calamidad, habeas corpus y delitos contra la seguridad pública, amparos de salud, entre otros. La novedad es que ahora, cada fuero y Cámara deberán ir diseñando la incorporación (vía el uso de herramientas informáticas) de más actividades y tramitación de causas. Algunas planeaban estar detalladas en la Acordada.

La otra cuestión sobre la que se hará énfasis es en los protocolos de higiene, distanciamiento social, permanencia de pocas personas en ambientes cerrados y todo lo atinente a la excepción de personal dentro de los factores de riesgo como una regla inquebrantable.

La actividad presencial no se reanudará bajo ningún formato, a excepción de provincias donde ya se haya liberado la actividad. Quedará en manos de las Cámaras definir esas cuestiones. Ninguna que orbite cerca del Palacio de Tribunales o los principales tribunales federales que se asientan en la Capital Federal ni el Conurbano.

También se mantendría el horario limitado de atención como viene ocurriendo desde que se decretó la feria. Habrá más flujo de trabajo, sin dudas, pero siempre dentro del estricto cumplimiento del aislamiento, es el mensaje que bajará a través de la Acordada. Para esto, también habrá una comunicación al Consejo de la Magistratura que debe velar por las mayormente defectuosas condiciones del sistema informático y de conexión VPN. Casación deberá definir qué hace con los reclamos de los Tribunales Orales para avanzar con juicios y audiencias. La experiencia es dispar de manera remota y no asegura resultados. Pero nada va a abrir hasta fines de mayo.

Fuente: AMBITO.COM
CUARENTENA

Teclas de acceso