Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
conmoción en la ciudad santafesina

La crisis de seguridad que vive Rosario, analizada por el periodista Raúl Acosta

Raúl Emilio Acosta, periodista que reside en Rosario, dialogó con Radio La Voz sobre la violencia y el narcotráfico que se vive en dicha ciudad.

"Cuando se pudrió el país allá por el 2001 todavía estaba allá, sobre el 2002 entre el corazón que apretaba decidí volver para estos pagos. Es una ciudad muy linda y se laburaba muy bien en Paraná.

Esto que está sucediendo son hijos que aparecen después de un largo período de embarazo en donde todos sabíamos, algunos contaban y otros nos hacíamos los tontos y así pasaba".

"Los últimos dos años de Binner, él toma el poder en el 2007, en el 2009 el narcotráfico ya estaba instalado en Rosario. Binner no tiene idea de lo que es la justicia y la terciariza en un importante abogado Superti que arma un esquema judicial muy raro, tampoco tenía idea de la policía y queda liberada, no tiene ni contacto ni arreglo ni diálogo con Binner –cuatro-; mucho menos con Bonfatti –dos años- y Lischet –dos-. En esos años, esos ocho años fueron los que se re contra parió el tema de los monos" comentó.

"Nadie en Rosario puede ignorar que los de Newells tienen a Los Camino y Piyín es quien maneja una buena parte de la barra de Central y que esos son los dos nichos donde por fuera del negocio clandestino de la madrugada está el negocio del fútbol, de los barrabrava. La cuestión es que los rosarinos de a poquito se han ido acostumbrando a que eso exista".

"Cuando sale libre Germán de Los Santos y Hernán Lascano, de Los Monos el socialismo se enoja pero lo que hacen es contar prontuarios que ya existían. Y todos estos casos como el de este hombre que contó cosas de Alvarado, se producen porque cuentan cosas del 2012, 2013, 2014 y 2015 que este gobierno no supo cómo atajar" sostuvo.

"Cuando estaba abierto el casino, cualquiera sabía que uno pagaba y podía dejar el auto abierto afuera en medio de la villa más dura, pagando la cuota no les robaban, ni dañaban ni rompían el vidrio ni nada. La protección de Los Monos para una parte de la ciudad y de Piyín Bracamonte para con la otra mitad es cierta, y de a poco el rosarino se fue acostumbrando a que había una justicia que se basaba en ‘pagas no hay problema. No pagas te ejecutamos’. "

"La justicia narco es la que está manejando buena parte de esta historia" remarcó.

Fuente: Radio la voz 901
conmoción en la ciudad santafesina

Teclas de acceso