Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
A TRAVÉS DE UN RECURSO EXTRAORDINARIO

La defensa de Christe recurre al STJ para conseguir el arresto domiciliario

Mariana Barbitta presentó impugnación extraordinaria para que el STJ revoque la resolución de la Cámara de Casación de Paraná, y le conceda el arresto domiciliario a Julián Christe

Mariana Barbitta, abogada defensora de Julián Christe, presentó hoy ante la Cámara de Casación Penal de Paraná un recurso para que el Superior Tribunal de Justicia revea la resolución que rechazó el arresto domiciliario de Julián, escuche a la defensa, y dicte la morigeración de prisión preventiva de Christe.

Las principales razones por las cuales la defensora considera que la resolución de Casación es arbitraria y errónea, y que desatiende los mandatos constitucionales, son las siguientes:

La no firmeza de la condena de Julián y la errónea interpretación de la Cámara del principio de inocencia. Casación entendió (en una postura absolutamente minoritaria de la doctrina y jurisprudencia, lo cual reconoce el Camarista a cuyo voto se adhirieron los restantes miembros), que la condena de un jurado es suficiente para destruir el estado de inocencia, postura que desatiende la jurisprudencia de la CSJN, CFCP, la CNCP, y viola los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, y los principios que emanan de la CN y los artículos 1 y 2 del CPPER.

Ausencia de impugnación por parte de la defensa anterior de Christe. La Cámara utiliza como argumento para descartar el arresto domiciliario, el hecho (gravísimo) de que la defensa anterior no apeló el punto que imponía a Julián estar prisión hasta que su condena quede firme. A criterio de Mariana Barbitta, de esta forma la Cámara reconoce la mala actuación de los letrados defensores anteriores, y aun así utiliza ello en contra de Julián.

El interés superior del hijo de Liam Christe. La Cámara, además de haberse negado a realizar un informe socioambiental para conocer la situación del menor, desatiende los argumentos brindados por el informe que aportó la defensa, donde constan los daños que se encuentra sufriendo el menor a causa del arresto de Julián.

Errónea interpretación en torno a la gravedad de la pena. La CIDH ya ha planteado en diversos informes, que la gravedad de la pena (En expectativa o en concreto) no puede ser parámetro para mantener la prisión preventiva de una persona, situación que en el caso se interpretó de forma adversa.

Finalmente, hubo un déficit en la interpretación de los riesgos procesales, debido a que la Cámara repitió argumentos erróneos de la fiscalía. No hay contradicción alguna en solicitar una medida de coerción menor, sin que existan riesgos procesales. La convicción de la defensora respecto de la ausencia de riesgos es tal, que se constituyó como garante. La medida se solicitó a fines de que Julián pueda estar en su domicilio y tener más contacto con su hijo.

Mariana Barbitta solicitó, que en caso de la Cámara conceda el recurso y el STJ escuche a la defensa, lo haga en forma oral en el marco de una audiencia, que solicitó sea presenciada por el Min. Público Pupilar y un veedor/a del CAER.

Fuente: lavoz
A TRAVÉS DE UN RECURSO EXTRAORDINARIO

Teclas de acceso