Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
vuelven a imputar a Orly Terranova

La justicia avanza contra la mesa judicial de Macri

La Justicia dio otro paso para avanzar contra la mesa judicial de Mauricio Macri, el principal objetivo del kirchnerismo. La Cámara Federal volvió a imputar a Orly Terranova por el presunto apriete para quedarse con los medios de Cristóbal López, en una causa que puede llegar a las más altas esferas del actual gobierno.

Hace un mes, el fiscal Guillermo Marijuán había imputado al ex piloto de rally y a Ignacio Rosner en la causa que investiga supuestas presiones y amenazas del Poder Ejecutivo contra los propietarios del Grupo Indalo. Sin embargo, la jueza María Servini lo incluyó como testigo. Ahora, según supo LPO, la Cámara (integrada entre otros por Martín Irurzun que empieza a enviar señales al kirchnerismo) revirtió esa decisión y lo volvió a imputar.

El fallo es significativo porque se trata de una de las causas que puede sacudir seriamente al entorno más cercano a Macri. Además de los miembros de la mesa judicial a los que apuntan Cristóbal López y Fabián de Sousa como artífices del apriete, en el entramado está comprometido el mejor amigo del presidente: Nicky Caputo. Es que Terranova responde directamente al cónsul de Singapur, con el que tiene una vieja relación, según comentan quienes mantuvieron conversaciones de negocios con el piloto.

Esta causa nació a partir de una declaración de De Sousa ante el juez Javier Cosentino, que entiende en la quiebra. El empresario dijo en ese momento que Macri era el jefe de una asociación ilícita para quedarse con sus empresas. El magistrado se alertó y le pidió respeto por la investidura presidencial, aunque luego terminó accediendo a que continuara. "Si usted me va a censurar no hay problema, no hablo más", lo corrió De Souza y Consentino accedió entonces a que continúa con su relato. Luego de tomarle declaración el juez separó la parte de la denuncia de la extorsión para que venda las empresas y la mandó a sorteo a la justicia nacional, que se declaró incompetente y la giró a Comodoro Py, donde recayó en el juzgado de Servini de Cubría.

Al referirse a las presiones para que vendan C5N y los otros medios de Indalo, De Sousa mencionó específicamente a Terranova y Caputo. Dijo que el empresario mendocino decía hablar en nombre del Presidente y su mejor amigo mientras llevaba a cabo la supuesta maniobra de presión. Incluso, De Sousa presentó mails de Orly (que están en la causa) en los que el mendocino menciona supuestos vistos buenos de Macri, Caputo y Mario Quintana para avanzar con la operación.

Es por eso que la decisión de Servini de excluir a Terranova había causado sorpresa. En Comodoro Py circulan versiones que indican que Orly estaría analizando la posibilidad presentarse como arrepentido, por lo que la decisión de la jueza habría sido una especie de señal. Se dice que el ex piloto de Dakar estaría dispuesto a entregar su celular en los que tendría chats con Macri, Caputo y otros funcionarios de primera línea del gobierno saliente.

Se trata de una posibilidad muy peligrosa para Macri. Como reveló LPO, el presidente está preocupado por Caputo y ya hizo varias gestiones para evitar algún tipo de embestida contra su mejor amigo, que quedó en la mira de varios empresarios.

Otro tema delicado de la acusación contra Terranova y la denuncia de los dueños de Indalo es el manejo de los ATN. Aparentemente, en los mails que se cruzaron Orly afirmaba que podía destrabar ATN para los gobernadores y a cambio recibir una compensación de las provincias vía auspicios y contratos para sus actividades, entre las que se destaca la organización del Moto GP en Santiago del Estero. Se habla de que esa sería la forma de financiar a los medios que formaban parte de la operación, como C5N.

Otro dato que se mezcla en la investigación es que De Sousa pidió que la justicia cite a declarar a Federico de Achaval, el socio de Cristóbal López en el juego. El empresario deberá presentarse el próximo 16 de diciembre. La idea de involucrarlo en el entramado es porque es compañero del colegio del funcionario macrista José Torello, integrante de la mesa judicial. De Sousa pretende que la jueza investigue porque nunca fue citado a pesar de los negocios que tenía con López, si acaso es una prueba más de la manipulación que Torello y la Mesa JUdicial ejercían sobre el proceso en su contra. Allegados de De Achaval dicen que no tuvo problemas judiciales porque era socio en el juego y ese tema nunca fue investigado.

Fuente: LA POLITICA ONLINE
vuelven a imputar a Orly Terranova

Teclas de acceso