Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
QUIQUE RÍOS

"La necedad es una de las enfermedades más graves y más extendidas en el ser humano"

La necedad es una de las enfermedades más graves y más extendidas en el ser humano. La necedad es la combinación de la falta de inteligencia, el egocentrismo y la terquedad. La falta de inteligencia lleva al necio a pensar que siempre tiene razón, e irónicamente a que es más listo que los demás. Para ello, se rodea de una decena de palabras técnicas con las que envolver su discurso vacío. Por su parte, el egocentrismo hace que el necio se preocupe de sí mismo antes que de los demás. Debido a esto, el necio actuará siempre en beneficio propio. Además de esto, el egocentrismo llevará al necio a juzgar a los demás por cómo es él y verá vicios en los demás que en sí mismo no observa. Por último, la terquedad llevará al necio a morir matando; es decir: a insistir en su ignorancia y a defender que esos nubarrones negros que se ven al fondo no son una tormenta, aunque con ello lleve su barco al hundimiento

“ Pedro, el necio”. Toni García Arias.

En momentos cuando, la mesura, la responsabilidad y la solidaridad, y fundamentalmente la seriedad deberían ser las constante en nuestras expresiones y acciones, hay quienes, evidentemente lejos de estar a la altura de las circunstancias, buscan sacar provecho de una situación tan penosa y grave como la pandemia, montándose en el dolor de quienes han perdido a sus seres queridos, la incertidumbre y el agobio del peso de la ASPO, el temor y el miedo al contagio.

Lo cual no solo es repudiable, sino mezquino y miserable. Es fácil la crítica, por la crítica misma, más aun cuando se carece de capacidad de autocrítica, y además se tiene memoria selectica o lo que en psiquiatría se denomina amnesia disociativa.

Esto parece ser una constante, salvo honrosas acepciones en la Oposición política, tanto Nacional, Provincial y Municipal.

Rápidamente han olvidado su responsabilidad en la conducción del Gobierno Nacional y Municipal, con sus nefastas consecuencias que nos llevaron a una situación de crisis económica y social extrema.

Particularmente en la Ciudad de Paraná, con un Estado Municipal, ausente, incapaz de prestar los servicios esenciales, quebrado económica y financieramente, con deudas de mas de 1500 millones de pesos, deslegitimado producto de las relaciones con el narcotráfico, con el Intendente, un concejal y una secretaria condenados por ello.

Frente a esta situación, modestamente entiendo, que lo más correcto sería llamarse a silencio por un lado, y por el otro lo más importante quizás aportar propositivamente ideas y propuestas, que es lo que se necesita junto al compromiso ciudadano y la solidaridad, para abordar la grave situación por la que atravesamos.

Si coincido en que la Zoología nos enseña y mucho, y quizás una de sus enseñanzas mayores, sea la de como los animales hacen hasta lo imposible por sacar adelante a la siguiente generación, incluso sacrificar su propia vida. Salvo pequeñas excepciones que hasta se comen sus crías.

El aislamiento, tiene un fin claro y especifico, evitar la circulación del virus y con ello su propagación y la exposición exponencial de la población al mismo. Todo ello para evitar el colapso del sistema sanitario y garantizar la atención efectiva de los enfermos.

Me llama la atención y me preocupa sustancialmente, que muy sueltos de palabras expresen que la única medida efectiva debería darse con el aislamiento social y hacinamiento del enfermo, algo que me hace retrotraer a épocas del pasado, es más esto es algo rechazado por anacrónico y sin resultados efectivos en cuanto a la salud del enfermo y la sociedad en su conjunto.

Podemos tener diferencia en cuanto a la modalidad y alcances del ASPO , pero no podemos dejar de reconocer su alto valor, en cuanto a evitar el contagio masivo y con ello el colapso del sistema sanitario.

Desconocer lo que se ha hecho en materia sanitaria tanto desde el Estado Nacional, Provincial y Municipal es una necedad mal intencionada, más aun cuando no se aporta absolutamente nada superador y menos aún se hacen cargo, de haber eliminado el Ministerio de Salud, precarizando el sistema, con la desinversión en insumos y equipamientos, mucho más aun en el ámbito municipal donde todo lo realizado por la Gestión Varisco fue desastroso.

Cuando se habla del Hospital de la Baxada, sería bueno recordarles que forma de parte de esa pesada herencia que se pasaron 4 años denunciando, además deberían saber que el MSN establece que los convivientes y contactos estrechos con un caso positivo por laboratorio son considerados positivos, no es esta una disposición arbitraria y caprichosa, sino tiene fundamentos epidemiológicos y científicos que la respaldan.

Claro que hoy la prioridad asistencial está dada para tender a los infectados de COVID 19 por la gravedad de esta patología, pero no se ha dejado de atender a enfermos con otras patologías en ninguno de los efectores de salud de la provincia.

También es válido recordarle que el mundo entero no estaba preparado para atender esta situación epidemiológica, los sistemas de salud de los países más desarrollados han colapsado y el nuestro gracias a la previsión e inversión en la materia sigue atendiendo en forma eficaz y eficiente las demandas sanitarias.

Frente a los graves problemas de la sociedad, están los que asumen la responsabilidad que les compete y toman las medias que consideran necesarias y oportunas, asumiendo el riesgo de equivocarse, y están los otros los que se paran en la vereda de enfrente sin asumir ningún tipo de responsabilidades, contemplativos ven pasar el dolor y el miedo delante de sus caras, y solo lo ven desde su propias necesidades y con el oportunismo de buscar el provecho propio.

Es tiempo de asumir responsabilidades colectivas, donde la solidaridad nos debe marcar el camino, donde la libertad individual no debe atentar contra el bienestar general y el bien común.

Todos debemos aportar, para superar esta situación, limitando la circulación del virus y cumpliendo los protocolos necesarios.

Ya habrá tiempo de dirimir las diferencias políticas en otros ámbitos, hoy la prioridad es la SALUD DE TODOS

PD: a los amigos radicales les recomiendo humildemente leer la nota “No es el virus, es la necedad, estúpido” de José G. Funes, S.J. (Jesuita, doctor en Astronomía, investigador de CONICET-Universidad Católica de Córdoba, ex director del Observatorio Vaticano.)

Fuente: RADIO LA VOZ.
QUIQUE RÍOS

Teclas de acceso