Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ECONOMIA

La tormenta perfecta hoy la vive el productor porcino

Juan Pablo Cerini, de la Cámara de Productores Procinos de Entre Ríos, explicó que "el productor debe afrontar el 80% de los costos, dolarizados, la apertura de las importaciones, y la caída del mercado interno, principal destino de la producción"

"En la historia, no hay comparación con la situación que vivimos hoy", indicó Juan Pablo Cerini, de la Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos. "Lo que estamos sufriendo hoy, es el combo de importaciones abiertas, sumado al incremento del alimento, a valor dólar, de los animales", agregó.

"En una granja porcina, la estructura de costos está 80% dolarizada, entonces, el cambio fue muy brusco. El precio tiene que ir para arriba, y seguir este camino porque la devaluación no se transmitió en forma directa al precio", añadió Cerini.

"El problema que tenemos es que cuando un animal llega a su estado adulto, no se lo puede retener más de una o dos semanas, porque detrás viene otra tanda", se explicó. "Tal vez, en ese sentido, la ganadería tenga un poco más de margen".

En cuanto al consumo de cerdo, "las estimaciones hablan de 16 kilos por habitante por año, que es una tendencia que va a seguir creciendo, en detrimento de la carne vacuna, que aunque arraigada, encuentra en el cerdo un competidor serio".

Sobre la apertura de la importación, Cerini indicó: "al principio, hacía mucho ruido porque se importaban cortes específicos, como la bondiola, que en 2017 acaparó el 50% del mercado. Ahora, con la nueva ecuación del dólar, puede desincentivar las importaciones, y comencemos a exportar más".

Finalmente, se indicó que "el mercado interno es el principal destino de nuestra producción, con lo que por la merma en la compra, se ve bastante resentida nuestra actividad".

Declaraciones de Juan Pablo Cerini a Radio La Voz.
Fuente: Radio La Voz
ECONOMIA

Teclas de acceso