Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
OPINIÓN

Enrique “Kike” Rios:
LA UCR Y EL CAMINO A SEGUIR

Por Enrique “Kike” Rios

“…La pandemia y la cuarentena revelan que hay alternativas posibles, que las sociedades se adaptan a nuevas formas de vida cuando es necesario y se trata del bien común…”

“…Estoy seguro de que en el futuro cercano esta pandemia nos dará más lecciones y que siempre lo hará de manera cruel. Si seremos capaces de aprender es una pregunta por ahora abierta….”

La cruel pedagogía del virus B o a v e n t u r a d e S o u s a S a n t o s

Paradójicamente los mismos que nos llevaron por el camino del empobrecimiento creciente, el endeudamiento sistemático, la desarticulación del Estado y la desesperanza, pretenden decirnos desde la soberbia que los caracteriza, cual es el camino.

Un camino que estamos construyendo todos juntos, con responsabilidad y compromiso, cada uno de nosotros, haciéndonos cargos de las responsabilidades que nos competen tanto como funcionarios, dirigentes políticos y sociales, como ciudadanos conscientes, que afrontar la pandemia es una responsabilidad colectiva, que trasciende lo individual y sectorial.

Sin ánimos de culpar, menos aún de agraviar, pero sí de ser memorioso, son los mismos que sistemáticamente y siguiendo fines mezquinamente sectoriales y políticos, militaron y militan, desprestigiar y deslegitimar la política sanitaria del Gobierno Nacional, Provincial y Municipal, que han hecho del dolor y el sufrimiento de miles de compatriotas, un motivo para atacar arteramente las medidas implementadas, que no han aportado absolutamente nada positivo para buscar alternativas en la búsqueda de soluciones, que solo buscan profundizar el caos, la fragmentación y el enfrentamiento social, y hoy pretenden erigirse como los guías del camino a seguir.

Reclaman el diálogo, desconociendo la apertura a la participación y aporte de ideas y propuestas que siempre se ha sostenido y buscando fortalecer desde las diferentes órbitas del Estado Nacional, Provincial y Municipal, Será tal ves que lo que no reconocen es que el diálogo es compartir, debatir, consensuar, respetando al otro sin imposiciones buscando siempre el bien común.

Pareciera ser que su ceguera política, no les permite ver más allá de sus necesidades sectoriales de coyuntura.

Desvirtuar hoy las medidas implementadas por el Gobierno Nacional y acompañada por los gobiernos Provinciales y Municipales, incluso muchos de su propio signo político, no solo es desconocer y negar lo que han realizado prácticamente todos los gobierno del mundo, sino que pone sobre la superficie aún más la verdadera intencionalidad de sus planteos.

Dicen que hay un accionar dubitativo equívoco, con avances y retrocesos, señalándolo como algo erróneo y fuera de lugar sin mirar y aprender de como proceden los gobiernos de los países más desarrollados. Como se acomodan las medidas conforme el avance o retroceso del virus.

Porque si algo se ha aprendido en lo que llevamos de pandemia es que lo más seguro para evitar la propagación del virus es disminuir la circulación y cumplir con los protocolos sanitarios.

Militaron contra la cuarentena, la vacunación, sabotearon las políticas sanitarias, y hasta llegaron al delirio de dudar de la pandemia, y pretenden acusarnos de no contar con un Plan de Salud quienes eliminaron el Ministerio de Salud de la Nación con el vaciamiento a través de la desinversión, el abandono de políticas públicas de prevención y asistencia médica, y la total falta de inversión en equipamiento e infraestructura que puso en un estado de precariedad y falta de respuestas para atender las demandas de la sociedad.

Respetuosamente nos están en condiciones de señalar cual es el camino, si de aportar responsablemente a construirlo juntos.

Debemos ser respetuosos del dolor, muchos compatriotas la están pasándola muy mal, muchos de ellos sufren la pérdida de un ser querido, otros viven con la desesperación de no saber que va a pasar mañana o como afrontarán el sustento de su familia.

En paralelo a ello, hay argentinos que arriesgan su salud y la de su familia luchando contra el coronavirus en una muestra de compromiso y entrega solidaria.

Es tiempo de asumir responsabilidades de aportar, de ser protagonistas colectivamente, donde la solidaridad nos debe marcar el camino, donde la libertad individual no debe atentar contra el bienestar general y el bien común.

Todos debemos aportar, para superar esta situación, limitando la circulación del virus y cumpliendo los protocolos necesarios.

Ya habrá tiempo de dirimir las diferencias políticas en otros ámbitos, hoy la prioridad es la SALUD DE TODOS.-

Autor: Enrique “Kike” Rios
OPINIÓN

Teclas de acceso