Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
INFORME DE LA CAME

La venta minorista en caída libre

Las ventas minoristas registraron una baja interanual de 14,1 por ciento en mayo acumulando 17 meses consecutivos de caída, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Una vez más, los doce rubros relevados mostraron caídas, con joyería (-20 por ciento), electrodomésticos y electrónicos (-18,1 por ciento) y calzado y marroquinería (-17,7 por ciento) a la cabeza. En lo que va del año el retroceso es del 12,5 por ciento.

Pese al estrepitoso derrumbe de la actividad, CAME encabezó su informe mensual sobre ventas minoristas destacando los cambios anunciados el viernes por el gobierno en el programa Ahora 12. “Era una noticia muy esperada por el sector, la baja de tasas al 20 por ciento del programa Ahora 12 tuvo muy buena aceptación en los comercios, que esperan un repunte en el consumo para las próximas semanas”, destaca el comunicado de la confederación presidida por el productor ganadero Gerardo Díaz Beltrán.

La entidad empresaria viene haciendo reiterados esfuerzos para congraciarse con el gobierno, aunque la situación del sector al que representa es cada vez más delicada, como cierre de comercios, despidos y suspensiones. En esta ocasión, Díaz Beltrán no solo decidió comenzar el informe elogiando los cambios en el Ahora12 sino que además atribuyó la caída en las ventas, que llevan 17 meses consecutivos en rojo, al paro llevado adelante por la CGT el miércoles pasado. “El mercado de consumo no pudo recobrar fuerza y el paro sobre fin de mes tampoco ayudó, y se estima que los comerciantes dejaron de vender 14.114 millones de pesos el 29 de mayo”, remarcó. A continuación, volvió a mostrarse esperanzado con la posibilidad de una recuperación, como suele hacer todos los meses, pese a que esa recuperación nunca llega. “Por otra parte, como dato positivo, los empresarios notaron que con la calma cambiaria reaparecieron compradores buscadores de ofertas y hubo más consultas, lo que generó una mejora de las expectativas”, subrayó el informe.

Más allá de las expectativas positivas de CAME, los datos duros siguen mostrando una situación crítica. En el balance del mes, el 74,8 por ciento de los negocios consultados tuvieron caídas anuales en sus ventas, y solo el 13,6 por ciento se mantuvo en crecimiento. Las ventas cayeron 14,1 por ciento, pero en los locales físicos el derrumbe llegó al 15,7 por ciento, compensado apenas parcialmente por una leve mejora de 0,5 por ciento en las ventas online, segmento que antes tenía un crecimiento dinámico y ahora se amesetó.

En ‘Muebles, decoración y textiles para el hogar’, la baja fue del 15,4 por ciento, frente al mismo mes del año pasado, y tampoco el comercio electrónico pudo escapar a esa tendencia. “La estabilidad cambiaria hizo que más gente se acercara a los locales y consultara precios, calidad, variedad, pero al momento de comprar, la venta fue escasa. Las familias evitan consumir con tarjeta y eso incide mucho en el ramo, que es dependiente de ese instrumento”, remarcó CAME.

En ‘Indumentaria’, el expendio disminuyó 16,8%, siempre en la comparación interanual, con una merma de 19,1% en los locales físicos y de 3% vía Internet. Es un ramo muy ligado a los ingresos y donde la gente está muy acostumbrada al consumo en cuotas sin interés. Al desaparecer esa herramienta, la demanda se resintió. “Según el resumen de los comercios consultados, lo que más se achicó fue la salida de camperas, sweters, tapados, y en cambio se incrementó la de jeans en liquidación o a precios promocionales, con respecto a mayo 2018”, destacó el informe.

En ‘Alimentos y Bebidas’, las ventas en cantidades descendieron 7,8% anual y acumulan un declive de 6,5% en los primeros cinco meses del año. Se trata de un sector donde se notó claramente la reducción de la demanda especialmente de bebidas, y la mayor tendencia hacia marcas alternativas. Si bien hubo mayor estabilidad de precios en el mes, las familias cuidaron su bolsillo. En lácteos, por ejemplo, disminuyó la salida de quesos de mayor valor como el gruyere, y en embutidos los más costosos como el crudo. Las operaciones online de esos productos tuvieron mejores resultados, subieron 7 por ciento anual, pero solo 4 por ciento del total de la venta de este rubro es por esa vía.

Fuente: RADIO LA VOZ.
INFORME DE LA CAME MACRISIS

Teclas de acceso