Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
REPERCUCIONES TRAS LAS PASO

Lafferriere: "Hubo un plan deliberado del Gobierno para llegar a esta situación"

El profesor de Economía, Luis Lafferriere, dialogó con Radio La Voz y analizó la situación económica del país en el marco del proceso comicial y las decisiones de Mauricio Macri.

El profesor universitario apuntó que la crisis cambiaria que se vive en el país desde el lunes no es comparable con la situación de hiperinflación sucedida en el 1989 bajo el mandato de Raúl Alfonsín: “No se pueden comparar ni aún haciendo un esfuerzo, si puede haber elementos comunes de gobiernos que se encuentran bajo presión de sectores económicos que controlan áreas del mercado, pero ha habido cambios importantes, sobre todo en la debilidad del Estado, donde tenía un déficit fenomenal y no podía hacer frente a una manera razonable y llevó a la quiebra financiera del Estado, y en este momento es diferente porque se ha llegado a lo que estamos viviendo hoy a partir de un plan deliberado de una crisis autogenerada por el propio gobierno y que ha sido acompañada por un proceso inflacionario muy alto ocasionado por las propias políticas”.

Acá ha habido un plan deliberado para llegar a esta situación”, subrayó.

Explicó que “Argentina se encuentra en una situación donde hay sectores muy poderosos económicamente concentrados y competitivos internacionalmente y se basan en la explotación de cierto recursos que nosotros tenemos y son sectores que concentran mucha riqueza sin generar demasiado y están en manos de grandes corporaciones extranjeras, hay un proceso económico de concentración y extranjerización de la economía. Esos sectores generan dentro de la argentina sus ganancias y se llevan al exterior, creando la necesidad de cambiar las ganancias en pesos para llevarlas en dólares”.

El profesor universitario Luis Lafferriere

Así mismo, remarcó que “Ha habido una burbuja especulativa fenomenal que ha sido alimentada por el propio Banco Central y donde los especulativas obtienen cifras fabulosos con fines de transformar los pesos en dólares para llevarlos al exterior. Nada más con lo que el Banco Central paga a los tenedores de Leliqs y activos son dos billones de pesos y a la tasa que tiene es un billón y medio de pesos que ganan los especuladores sin hacer nada y que presionan para pasarse a dólares”.

Indicó además como es el funcionamiento de la “bicicleta” financiera” y planteó que la tarea del FMI era “garantizar” gobernabilidad a Mauricio Macri, “La única forma que tiene el país de conseguir los dólares genuinamente es con las exportaciones, pero no alcanzan porque están estancadas durante los últimos cinco años, y también hay que cubrir las importaciones más imprescindibles. Ante la no generación de dólares y el país tratando de conseguir la divisa para que los especuladores se lo lleven va endeudando y comienza a crear problemas de no tener la posibilidad de pagar la deuda y los intereses, y comienza un default del Estado donde hay que apelar al Fondo Monetario, que en este caso tomá la decisión política de darle un crédito en forma bastante irregular para alimentar la fuga de capitales, pero que tenía la función de garantizar la estabilidad del Gobierno hasta las elecciones”.

“El dólar estaba artificialmente “planchado” y los especuladores han visto que no le dio resultado avalar a este gobierno en las elecciones primarias y se desató esta crisis”.

"Somos rehenes pero además hay un marco político que generó todo esto, porque dejó más margen para los que se llevan toda la ganancia afuera y permitió que los exportadores puedan dejar las divisas afuera, y es una locura total”, sostuvo.

Al respecto del cruce de llamadas entre el presidente Mauricio Macri y Alberto Fernández, Lafferriere sostuvo que “Desde los sectores de presión va a haber una política de operaciones de chantaje sobre el que tiene más posibilidades de ganar para acondicionarlo antes de que tome el gobierno. Además, lo que deja el gobierno es una herencia y una situación calamitosa, porque deja escasos márgenes y menos aún si los gobiernos no quieren tocar estos esquemas de poder, porque hay posibilidades de tener políticas muchas autónomas del Estado como en cualquier Estado del mundo, pero sino el margen es muy poco”.

Al respecto de los comicios definió que “Cuando hay estos intereses en pugna, hay un final abierto, pero el peor escenario hubiera sido su la ciudadanía convalida al gobierno actual, porque hay políticas que apuntaban a hacer aún más vulnerable a la Argentina y destruyendo la industria y desmantelando lo que queda en pie de la pequeña y mediana industria, afectando a la clase media y avanzando hacia un país que tenga exclusivamente sectores primarios. La posibilidad de que no siga este gobierno es un alivio”.

Indicó que “Hay que lograr que la sociedad se involucren más, y no esperar que las soluciones vengan solas, porque sino estos sectores poderosos ejercen presión. Una sociedad que pasivamente acepta que haya millones de desocupados sin protestar, lo único que hace es que sigan profundizando la crisis, y por eso no sólo debería firmar un cheque en blanco cada cuatro años y además reclamar por sus derechos, porque pierde sus posibilidades de vida digna”.

“Nosotros 45 millones de personas en un mundo de 7.200 millones, es decir que no somos nada, pero tenemos uno de los países más ricos y más privilegiados de toda la tierra y no puede ser que con semejante riqueza tengamos 35% de pobreza”, agregó.

Expresó que otros países de la región tienen estabilidad cambiaria pero no correlación de ello en la sociedad: “Una cosa es ver que no hay crisis cambiarías y golpes de timón como en nuestro país, pero hay que entender cómo vive esa población, en donde no hay clase media y los niveles de pobreza de la población chilena es altísima, por ejemplo. Argentina es un país sumamente rico que está saqueado. Ahora hay un intento de intereses de eliminar la clase media y hay un movimiento a nivel mundial de poderes concentrados que viene de los grandes capitales financieros y la clase media argentina está demás y le demanda mucho”.

“Si siguen estas políticas, no hay forma posible de que haya la cantidad de dólares para alimentar la máquina para que se lo lleven afuera, y si el dólar se deja libre no tendría techo y significa un proceso hiperinflacionario”, finalizó.

Escuchá la nota completa a Luis Lafferriere

Fuente: RADIO LA VOZ 901
REPERCUCIONES TRAS LAS PASO

Teclas de acceso