Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
TAMBIÉN HABLÓ DEL CASO FERNANDA AGUIRRE

Lanfranqui: “En la Justicia hay cargos hereditarios o familiares”.

La abogada del foro paranaense, Nora Lanfranqui, charló sobre los intentos de “democratización” de la Justicia y el juicio por jurados.

En el programa “Esto no es TV”, Lanfranqui indicó: “Hace muchos años, cuando todavía gastaba tacos en Tribunales, les dije que la Justicia era penosa, y adolece de enormes fallas, con una tremenda situación del justiciable, con sentencias de puro derecho, de pura palabra, y ninguna forma de darle una satisfacción a quien va pidiendo ayuda”.

“Pareciera ser que algunos en la Justicia tienen cargos hereditarios, porque está el hijo de, el hermano de, el que me hizo un favor, el que me debe una gauchada. Siempre advertí que había abogados que llegamos a la meta de tener un título luego de un gran esfuerzo, y que nos veíamos avasallados. Los abogados, tienen nombre y dirección donde el dinero brilla, y a otros, para los que todo es más difícil”, analizó la abogada.

“Sigue habiendo una doble vara, y por eso, creo que no estamos en condiciones de tener juicio por jurados. Primero hay que educar al soberano”, lanzó Lanfranqui en Radio La Voz. “Todo el mundo sabe que tuve una defensoría de pobres y menores, y no me enriquecí, porque no cobraba…

más de uno venía porque robó un par de zapatillas… la necesidad de querer tener, y no tener con qué, lleva a la muchachada a esto… la muchachada está perdida… debemos volver a la cultura del trabajo, a que cada uno gane lo que consume. Tenemos que re – aprender los valores que se perdieron”, lanzó la abogada.

“A veces, pienso que me hubiera convenido quedarme en un rancho, tener 10 hijos, y tal vez, casarme con un preso… así no trabajaba… en situaciones como esta, falta un Estado que de un trabajo, que haya escuelas de oficios… hoy no hay ni quien cambie un caño de canilla… amen que nadie quiere trabajar”, apuntó.

“Yo quisiera saber que en el juicio por jurados, los que van a juzgar a quien vive en el Pirola, pasaron parte de su vida en el Pirola. Por eso, hay mucha juventud salida de la facultad, que me pregunto si tienen 5 años para ser juez… o si ejercieron 5 años la profesión… o si vivieron avatares en su vida, para tener la comprensión necesaria de los hechos, porque a veces uno no se comporta porque sí como lo hace, sino porque la vida te va llevando”, añadió la letrada.

Continuando el análisis del sistema de Juicio por Jurados, Lanfranqui reseñó: “Como el juez es un ser humano, también está a veces lo que el sentimiento que lo lleva a evaluar… yo lo he visto en la cara de los jueces… cuando entraba el presunto culpable… vos ya veías a los jueces… y había portación de cara, como también de apellido”.

DOBLE CONFORME

“Realmente, creo que además la Justicia está iniciando una temática de enjuiciamiento nueva, y creo – como corresponde – que tendrá que evaluar y corregir sobre la marcha aquellas situaciones que no se avengan a la realidad. Porque el problema es que la Justicia no es tan simple como a veces se cree”, destacó Lanfranqui. “Hay que pensar, que si el Jurado no tiene razón de ser, tendríamos que también eliminar las salas de Casación, lo que tampoco sería simple, y en vez de menos, cada vez hay más juzgados y fiscales, y estructuras”.

“Una de las razones por las que me fui de la Justicia, son mis problemas de salud, y el nuevo código que se iba a implementar. No quería tener que volver a estudiar, para correr por los pasillos defendiendo lo indefendible. Hay como una desorientación. El día que saqué mi título, y se lo entregué a mi hijo, tomé una decisión: trato de mantenerme ajena de todo lo que es la Justicia, porque sufrí una gran desilusión con ella. Por pelear la Justicia, en la averiguación de los hechos, sufrí una gran decepción. Por eso tuve dos sanciones disciplinarias, por habladora, a sugerencia del juez en una oportunidad, cuando el tema de Dalma Otero. Allí, lo defendía a Enrique Spil. Nunca comprendí, como antes de iniciarse la causa, a la Florencia Uranga le dieron la falta de mérito. Ahí, me planteé que no debía haber justicia por apellidos, o por domicilio. La segunda sanción la tuve cuando la defendía a Mirtha Chávez, cuando dije que la condenaron por ser la mujer de alguien…. Y por habladora… en un momento, cuando estuvo mucho tiempo callada, apareció un abogado de Santa Fe, que la hizo declarar… nadie sabe cómo apareció ni cómo se le pagó. Ahí, ella confiesa y dice que lo acompañó cuando fue hasta el puente, pero que no sabía qué había hecho, ni para qué, ni por qué… Es raro… montones de cosas raras hay”, recordó Lanfranqui. “La Mirtha Chávez no había declarado nunca, y la tenían sindicada a la hermana de Lencina como cómplice”.

“De ese modo, fui cosechando decepciones”, lanzó Lanfranqui.

CASO FERNANDA

“Con el dolor de madre, le dije a la madre de Fernanda, que ella estaba muerta. Yo me unía a ese dolor… pero si analizábamos el modus operandi de Lencina, mata a Dominguez y la deja debajo del colchón. También viola y mata a Trepan… además, en su niñez había sido cómplice de su tío Torres… igual que como él le dijo al sobrino, que lo iba a hacer debutar… el perfil de él era ese… supongo que la satsifacción perversa que tenía, era dominar, ultrajar, y matar, quitar el aliento y la vida, porque era como Dios”.

“No creo que se haya suicidado, por múltiples naciones. Además, la madre y el padre me llamaron a mí, para verlo en la Comisaría, y no me dejaron entrar. Después, como a las 20 horas, no me dejaron presenciar la autopsia. Después, me llamaron, pero no fui… para convalidar”, apuntó.

“Para mí, la quemaron… y no quedó nada”, lanzó Lanfranqui. “Me supongo que la cremaron y limpiaron todo. Se perdió mucho tiempo, porque en principio investigó la justicia Federal… a los dos años se lo tiraron a Toloy, con un expediente que era un desastre. No obstante, creo que Lencina la mató. Pienso que la búsqueda fue como para darle aliento a la madre, porque lo hizo el Gobierno durante el cual se produjo el hecho. Había como un compromiso de descubrir la verdad… en eso la madre decía que pasó un pajarito, y le hablaba… y ahí corrían todos… hasta a España fueron… pero bueno… somos Argentinos”, finalizó la abogada.

lanfranqui.mp3

Fuente: lavoz
TAMBIÉN HABLÓ DEL CASO FERNANDA AGUIRRE

Teclas de acceso