Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Coronavirus

Las empresas de turismo cancelan temporalmente viajes de egresados a Bariloche

La situación se registra en la ciudad de Rosario, donde los operadores aseguran que se mantienen las condiciones y que volverán a fijar fechas luego de conocer detalles del DNU que se dará a conocer en el transcurso del día.

De manera preventiva y por recomendación de las autoridades sanitarias ante la situación actual por la escalada de contagios de Covid-19, algunas empresas de Rosario decidieron suspender temporalmente los viajes de egresados de 5º año a Bariloche que habían sido reprogramados para abril. Igualmente, se aguarda los alcances del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Poder Ejecutivo Nacional.

Las principales empresas de turismo estudiantil que operan en la región tienen un posicionamiento diferencial según la dinámica que plantea la pandemia de Coronavirus y la posibilidad de nuevas restricciones a la circulación por la aceleración en la segunda ola de contagios.

Por un lado la empresa Auckcland, de capitales rosarinos, se desmarcó del resto de sus competidores. “Terminamos de cumplir con los viajes (Bariloche, Mendoza y Carlos Paz) a mediados de marzo. Estamos fuera de esta discusión, que es mayormente de las empresas de Buenos Aires”, aclaró Darío Testero, socio gerente de la firma.

Esa decisión, firmada y aceptada por los padres de los jóvenes, permitió dar cumplimiento con los contratos a partir de que el gobierno nacional habilitó el turismo familiar en diciembre. Pero como lo reflejó este diario, eso trajo aparejado que muchos alumnos regresaran con el virus, con el riesgo de afectar a su entorno.

No obstante, Testero se encargó de aclarar que desde la empresa se cumplieron los protocolos sanitarios en origen y destino (burbujas, testeos), y que la obligatoriedad del aislamiento posterior al viaje fue rubricado por declaración jurada de los alumnos.

“Esto es responsabilidad individual, cuidado personal y del entorno. Estamos muy conformes, felices y orgullosos porque pudimos cumplir para que los chicos cerraran un ciclo. Esta discusión actual no nos involucra, más bien a otras empresas que fueron postergando y especulando con la reprogramación”, recalcó el titular de Auckland.

Cautelosos

La política de Travel Rock fue cautelosa. Cuando hacia fines de 2020 se habilitaron los viajes familiares, en cuya resolución no se contemplaron protocolos sanitarios para contingentes y se recomendó tener en cuenta la estacionalidad, la empresa optó por evaluar la situación en Bariloche y reprogramar los viajes entre abril y junio.

“Reprogramamos los viajes desde abril para los que deseaban mantenerlo. Aquellos que por razones personales optaron por cancelarlo, le reintegramos el dinero. Ahora son trascendidos, esperamos el DNU del gobierno. Si se decide la suspensión temporaria de los viajes, volveremos a reprogramarlos. Nuestra intención es que los chicos viajen”, indicó Manuel Candela desde la gerencia de Travel Rock Rosario.

El ejecutivo trató de llevar tranquilidad a los futuros viajeros: “En este momento tenemos cuatros hoteles en Bariloche con chicos, burbujas y todos los protocolos. Pero por recomendación de las autoridades ante el aumento del casos, la empresa tomó una decisión preventiva, y se cancelaron vuelos de martes, miércoles y jueves a la espera de las nuevas disposiciones del gobierno”.

Como se especula que las medidas de cierre tendrán un plazo de tres semanas, Candela llevó tranquilidad. “Los viajes no se dan de baja, los boletos están emitidos por Aerolíneas Argentinas, se reprograman”, indicó.

Es que si bien el panorama es cambiante día a día, si la curva de contagios se logra ralentizar y controlar con las inminentes disposiciones, los operadores creen que podrán ofrecer nuevas fechas a partir de fines de abril.

En Flecha Turismo Estudiantil, que en Rosario tiene el nicho de los viajes de 7º grado, también siguieron esa línea. “Cuando se habilitaron los viajes familiares no había protocolos para turismo estudiantil. Y se recomendó tener en cuenta la estacionalidad y la calidad de los servicios. No estaban dadas las condiciones. Por una cuestión de responsabilidad, decidimos reprogramar todos los viajes entre octubre y noviembre de 2021”, indicó Fabián Aymo, gerente de la firma.

“Cualquier decisión apresurada puede repercutir en la sociedad de origen del estudiante si se contagia, en su familia. Era imposible aplicar el protocolo de turismo familiar a grupos; en las comidas, excursiones, hoteles. Eso tiene directa relación en los contagios. Evaluamos esos aspectos y se lo comunicamos a nuestros clientes”, agregó Aymo.

Graduaciones y fiestas

Como trascendió que las medidas del gobierno nacional incluyen las restricciones a la circulación nocturna, es un hecho que, al menos por un tiempo, tampoco se podrán celebrar fiestas o reuniones masivas, como las postergadas graduaciones de los alumnos que terminal el ciclo primario o secundario.

En ese sentido, el titular de la Cámara de Eventos y Afines de Rosario, Iván Hawryluk, indicó que mañana (por hoy) está prevista una reunión con autoridades del gobierno provincial de las áreas de Salud, Producción y Trabajo, para tratar la grave situación del sector.

“Un nuevo parate total para la actividad sería decretarle la muerte. Esa es la realidad, estamos muy preocupados, porque como todo el mundo sabe fuimos sumamente perjudicados por la pandemia”, alertó Hawryluk.

Explicó el momento como de “mucha incertidumbre. Nos costó mucho poner primera. Entendemos las restricciones en los horarios, pero que no sean totales, porque sería imposible, casi inviable sostener los negocios. Ya hubo colegas que no tuvieron opción y cambiaron de rubro. Los alquileres siguen llegando pero no hay ingresos. Los acuerdos con los propietarios fueron de ayuda, pero pasado un año ellos quieren cobrar y nosotros no podemos afrontar el pago del ciento por ciento de la renta cuando trabajamos al 50 por ciento”.

En relación a las fiestas de graduación, el dirigente explicó que el problema se presenta ante un contrato cerrado y la imposibilidad de hacerla. La gente exige una devolución y hay "una catarata de reclamos y reparaciones”.

Fuente: LA CAPITAL
Coronavirus

Teclas de acceso