Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
en referencia a la situación actual del del HSM

"Las medidas tomadas permitieron descongestionar la atención hospitalaria" dijo Carlos Bantar

El director del hospital San Martín, de Paraná, Carlos Bantar, se refirió a la situación actual del principal nosocomio de la provincia en relación a la pandemia y apuntó que está “levemente más descongestionada”.

Bantar hizo notar el acierto de las decisiones tomadas oportunamente estableciendo a la capital entrerriana en fase 3 para evitar la circulación de personas. “Cuando se tomaron las medidas la situación era acuciante. Nunca llegamos al colapso, pero sí vimos una seria amenaza con lo que nosotros llamamos saturación”, explicó y remarcó que ahora la situación está “levemente más descongestionada que una semana o 10 días atrás”.

Marcó en tal sentido la diferencia que hay entre saturación y colapso, y explicó: “Saturación es trabajar incómodos, no trabajar como nos gustaría. Y colapso es directamente dejar de poder brindar la atención que un paciente merece. Nosotros nos veíamos amenazados por esa situación, pero esa situación se descongestionó un poco”.

Por otro lado, comentó que la pandemia se vive de una manera dinámica y apuntó que el concepto clave es el timing, “es decir, tomar las medidas correctas en el momento correcto”.

Explicó que la estrategia asumida permite mantener la atención en los hospitales, reduciendo de manera importante la mortalidad.

Explicó por otra parte que el hospital continúa atendiendo otras patologías, con las 12 camas de terapia intensiva para la patología general que había al principio.

UNIFICACIÓN DE CRITERIOS

Bantar comentó que en la fecha está prevista una reunión en el hospital con todos los establecimientos de salud privados y públicos de Paraná para establecer un criterio homogéneo de manejo de los pacientes. “Eso incluye condiciones y criterios que vamos a tener que tener desde el punto de vista médico para mandar a la casa a un paciente, la forma en que lo vamos a controlar, a quienes vamos a internar, por cuánto tiempo lo vamos a internar. Es decir, hemos ganado la suficiente experiencia como para poder empezar a delinear una metodología homogénea de trabajo y de decisiones para las internaciones. Eso es muy importante y dará una solidez para el manejo”, dijo Bantar.

Aclaró que esta terea ya estaba establecida pero en una fase diferente, porque la fase anterior era tratar de internar a todos los pacientes para poder contener el virus y evitar la fase comunitaria. Ahora no quiero internar a un paciente de 35 días, sano, para que no contagie porque ahora hay circulación comunitaria. Ahora estoy obligado a internar al paciente de riesgo que se va a complicar entre el día 5 y el día 8 del curso de la enfermedad”, comentó, y agregó: “Esto involucra un cambio estratégico del manejo de pacientes que se adapta a la pandemia. A medida que vayamos teniendo más de estos pacientes, que son los que van a saturar a estos hospitales, es necesario que aunemos criterios para poder racionalizar eso, para hacer un circuito de derivación razonable. Esto incluye la interderivación con el subsector privado de pacientes de otra patología”

TRABAJADORES DE SALUD

El médico se refirió además a la situación de los trabajadores de la salud y dijo que se buscan hacer rotaciones cada siete o 14 días. “Hemos visto que cuando hay circulación comunitaria el contagio del trabajador de la salud sigue la misma línea de la infección comunitaria. Es decir que se contagian fuera del hospital, y muy infrecuentemente de los pacientes”, dijo Bantar y acotó que se han aumento los casos en el sector.

RECOMENDACIONES

Por otro lado se refirió a la actitud que se debe asumir ante síntomas de Covid, y explicó: “Si uno tiene más de 37 grados, un adulto, es una alarma. Y el decaimiento es la sensación inicial a la que hay que estar atentos”.

El doctor dijo que “el que conoce su cuerpo y sabe que ese día no es uno mismo, tiene que tener la señal de alarma para descartar que sea algo habitual. Y está atento a que si levanta o no temperatura. Si uno se levanta con dolor de garganta es más fácil pero no nos olvidemos que si se nos tapa la nariz de noche a veces nos levantamos con un dolor de garganta, entonces hay que estar atentos”.

En este sentido, señaló que “ese primer día es de autotesteo a la aparición de otro síntoma que puede aparecer, que es la aparición de febrícula o fiebre. La temperatura va a aumentar por encima de 37 ahí es un momento para ir a hacer la consulta, y prestar atención dentro de su núcleo familiar. Ahí se deben tomar las medidas. Ahí si va a la consulta los médicos le van a decir que es muy precoz porque si va le van a hacer el hisopado y puede dar un falso negativo. Si al otro día sigue evolucionando ahí va a la consulta”.

Por último, explicó que se han cambiamos las definiciones y apuntó que a un paciente que estuvo con un contacto que sabe que es positivo, automáticamente es declarado como portador de la enfermedad sin la necesidad de un hisopado. Y si no tiene ningún contacto le harán las derivaciones para hisoparlo.

Fuente: LA RADIO LA VOZ 901
en referencia a la situación actual del del HSM

Teclas de acceso