Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
COMIENZA EL JUICIO DE "LAS CARMELITAS DESCALZAS" DE NOGOYÁ

"Las victimas podrán poner fin a una historia muy triste", señaló el Físcal de la causa

Físcal Jorge Gamal Taleb
Físcal Jorge Gamal Taleb

Jorge Gamal Taleb, fiscal coordinador de la jurisdicción Gualeguay/Victoria/Nogoyá, estuvo esta mañana en comunicación telefónica con Radio La Voz dialogando sobre el comienzo del juicio a la Monja Luisa Toledo por privación ilegítima de la libertad a dos integrantes del Convento de Carmelitas Descalzas. Cabe recordar que Toledo dirigió durante diez años el Monasterio de la Preciosísima Sangre y Nuestra Señora del Carmen, de la ciudad de Nogoyá, y será llevada al banquillo a partir de hoy.

Gamal Taleb expresó que “Finalmente se puede llevar a cabo un juicio oral que se había suspendido a principios de este año y que había generado expectativas importantes en las víctimas. Esta idea que estuvo toda la semana pasada de una posible suspensión les había generado cierta ansiedad, y ellas van con la idea de poner fin a una historia muy triste para ellas y el proceso oral tendrá un efecto liberador: les permitirá contar aquello que vivieron y el efecto reparador de que se haga justicia”.

De igual modo especificó que “Las denunciantes son dos, ha habido más casos de un tratamiento similar, pero sólo son ellas dos las que han denunciado y por tanto la investigación se circunscribe a dos casos”.

Respecto de la actitud de Toledo expresó que “Siempre fue la negación, incluso era el tema que ella siempre presentaba dentro del monasterio frente al resto de las religiosas, pero el médico forense estuvo esta semana con ella y dictaminó que no había ningún impedimento físico para la realización del juicio”. A renglón se refirió a la cuestión de la jurisdicción “Efectivamente la cuestión de la competencia ha sido zanjada en su momento por la Corte Suprema de Justicia, porque acá no se trata de un concordato de la Santa Sede de la década del 60´, sino que se trata de actitudes que son contrarias al Código Penal Argentino, que es un derecho común y no hay ningún tipo de discusión, el concordato no define conducta para que nosotros podamos estimar aplicar la causa a él”.

Describió que el uso del castigo corporal “Esto está vinculado con la renda primitiva,que era un grupo de seguidores de Cristo que se retiraron al Monte Carmelo y elaboraron un régimen de vida muy vinculado con la vida contemplativa a partir de la oración, y que justamente por el voto de pobreza, también tenían condiciones de vida muy estricto respecto al contacto con el mundo material. En el Siglo XVI se hacen una nueva constitución y en el último Concilio Vaticano se adapta a dos instituciones distintas por las diferencias internas que había dentro de las mismas Carmelitas: el orden es estricto, se reglamentan cada aspecto de la vida de una religiosa dentro del convento, ella no pueden salir, pero de ninguna manera instaura el tormento como práctica legal, es más, en el siglo XVI se elimina la palabra “pena corporal”, así que es imposible alegar que eso esté dentro del marco legal. La mortificación corporal sólo está permitida los días viernes durante una hora, pero como una práctica voluntaria y esto era permanente como penitencia, como sanción, y en su régimen de sanciones no se permiten este tipo de sanciones, sino que permite redoblar el voto de silencio, dejarla afuera de la toma de decisiones, pero no es la que Iglesia Catolica tiene institucionalizada un régimen de sanciones que permitan este tipo de tormento”.

“La escala penal establece un mínimo de dos años y una máxima de doce años, así que en el caso que se compruebe la autoría responsable en el juicio, la fiscalía tendrá que movilizar el pedido de pena, pero estimó que la pena quedaría entre 5 y 8 años, aunque no descarta que se pueda elevar”, enfatizó por Taleb.

Finalmente expresó que “Serán varias jornadas hasta fines de junio, son 28 testigos en la acusación y otra veintena por parte de la defensa”.

Fuente: RADIO LA VOZ 901
COMIENZA EL JUICIO DE "LAS CARMELITAS DESCALZAS" DE NOGOYÁ

Teclas de acceso