Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
PYMES NO FUERON CONVOCADAS AL CONSENSO

“Este decálogo es la profundización del ajuste y la resignación de todos los sectores a aceptarlo porque no hay otra salida&

“Un consenso, viene después de un diálogo, porque si no, es una imposición”, comenzó diciendo el vicepresidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) para revelar que no fueron convocados para discutir los diez puntos que el Gobierno nacional busca negociar con la oposición, la Iglesia, los empresarios, la CGT, entre otros.

“Tenemos en la cabeza varios puntos, con los cuales podríamos sacar adelante esta situación en la que nos ha metido a la gran mayoría de las industrias y que provocó el cierre de miles de pymes, la pérdida de 140 mil empleos industriales. Hay un decálogo que, quien no lo apoye, no estaría apoyando al país, es muy fuerte plantearlo desde ese lugar”, dijo a RADIO LA VOZ, Ariel Aguilar.

“El Gobierno propone lograr el equilibrio fiscal, reduciendo el gasto, nosotros le proponemos aumentar la recaudación, dinamizando el mercado interno, tener tasas de interés viables para los sectores productivos. En otro punto, plantea un Banco Central independiente y nosotros planteamos una entidad orientada a la producción”, agregó.

“Esto no es un pacto, esto es plantear seguir por el mismo camino – subrayó – nosotros no queremos seguir por el mismo camino de desindustrialización. Este decálogo de puntos es la profundización del ajuste y la resignación de todos los sectores a aceptarlo porque no hay otra salida pero, nosotros creemos que hay otra salida: Por la producción, por el trabajo, por volver a tener un mercado interno fuerte, sabemos que se sale trabajando, no es un slogan”.

El presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines (CIMA) afirmó a RADIO LA VOZ que “quienes generamos el 80 por ciento del empleado en la Argentina, sabemos como se genera trabajo, como se recauda más, sabemos que necesitamos un Estado presente que administre las importaciones, que plantee un esquema de tarifas subsidiadas para la producción como un montón de países del mundo”.

“El problema es que esto no es un acuerdo, es un decálogo, una imposición, una serie de puntos con los cuales se acompañaría la gobernabilidad y, si se aceptan, está bien y se es republicano y si no se acepta”, no se apoyaría al país.

Desde el Gobierno aseguran que “los empresarios no tomamos gente por la cuestión laboral y no tomamos gente, en este momento, porque no hay mercado, porque no hay consumo, porque no tenemos tarifas acordes, porque los costos de logísticas se dispararon por las subas de combustibles y peajes que decide el gobierno, entonces, no corramos el eje de discusión porque la discusión está en otro lugar, si no tomamos gente es porque no tracciona la demanda”.

“Lo primero que tenemos que discutir es volver a tener trabajo en las fabricas, salgamos de esta cuestión que no tomamos gente por las leyes laborales porque es mentira – aseguró Aguilar a RADIO LA VOZ – vamos a poner las cosas en su lugar y después, discutamos todo lo demás que quieran discutir”.

La administración nacional del PRO “siguió todas las reglas de la ortodoxia, hicieron todo lo que había que hacer según el manual y la inflación casi que se les duplicó. Atacan la inflación desde el lugar monetarista porque lo que hace más caros los productos son las tarifas, los combustibles, los peajes, los insumos bajos. Si la estructura de costos sigue subiendo, la inflación no va a bajar”.

“La profundización del proyecto político que plantea este decálogo de puntos que presentó el Gobierno, nos lleva a un industricidio definitivo, bueno, hay que parar con esto”, cerró.

Fuente: RADIO LA VOZ
PYMES NO FUERON CONVOCADAS AL CONSENSO ACUERDO DE LOS DIEZ PUNTOS ACUERDO DE GOBERNABILIDAD

Teclas de acceso