Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
#CHARLASDEPASILLO

LOS FAVORITOS

Hoy en las charlas de pasillos de calle Santa Fe, había una corriente de voces de intensidad.

Don Grillo nos destacó que es interesante ver, que tanto la web oficial del MPF y las noticias del STJER, ninguna referencia al logro obtenido por los duros Fiscales Malvasio y Brugo. Especialmente, este último, ha sido muy maltratado por la Lugarteniente, desconociendo toda su rica experiencia en Comodoro Py y conocimientos en investigaciones penales delicadas.

Incluso, los medios oficiales, deseosos de sangre de la corrupción fueron demasiados cautelosos con el tratamiento de la difusión del caso Susevich. Otros malintencionados, decían que fueron benévolos con Susevich, porque a muchos le regalaban pasajes en colectivos. Y si viajabas a Bs As, en suite.

También, Ojo de Vidrio nos contó hoy, que la percepción de los fiscales díscolos y huérfanos, respecto del poder del Comandante en Jefe, tiene percepciones encontradas.

Mientras puertas adentro, las órdenes del Comandante tiene poca efectividad, y ya nadie quiere ser invitado a uno de sus asados, ni muchos menos ir a conversar a su despacho; puertas afuera, todos quieren ser amigos de él y de su Lugarteniente, principalmente, los legisladores peronistas, quienes son los más babosos y deseoso de estar cerca de EL.

Principalmente, hoy los dos soldados más fieles del grupo de los alemanes son: “el chico maravilla” y “el amiguito de la chechu”, así le dicen en voz baja.

El resto de los fiscales están hinchados las pelotas porque “el chico maravilla”, por órdenes expresas del Comandante, no tiene que realizar turnos, solo está para los casos de corrupción, pero para colmo, no tiene todos, sino solo algunos. Es como si estuviese becado en fiscalía.

Y respecto al “amiguito de chechu”, que debería estar en Nogoyá, los fiscales rezan que no les toque tener un turno o trabajar con él, porque es un holgazán. Eso sí, si al Comandante o la Lugarteniente, tienen un interés en particular en alguna causa, lo designan a él, que es garantía de obsecuencia.

Fuente: RADIO LA VOZ
#CHARLASDEPASILLO

Teclas de acceso