Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
OPINIÓN

Jorge Kinoto Vázquez:
"Macri te prepara y el neoliberalismo te lleva"

Por Jorge Kinoto Vázquez

Estos tipos han hecho colapsar todo lo vinculado a la dignidad humana, desde el 10 de diciembre de 2015, los Argentinos estamos infectados de una nueva pandemia neoliberal que azota la región. Este delicado cuadro encontró su caldo de cultivo en las bajas defensas populares producidas mediante una planificada estrategia de despolitización comunicacional, con la cual, desde un principio se logró naturalizar la mala praxis económica aplicada sin anestesia y desde una concepción visceral reaccionaria que fue directamente al hueso, ejecutando un feroz ajuste que en tiempo récord y monitoreado por los autores de una receta intrínseca de un modelo de exclusión, transferencia de recursos, fuga de capitales y endeudamiento, llevaron adelante un criminal programa, que según consta en todos los registros y diagnósticos habidos y por haber, solo podría inducir a la eutanasia colectiva de todos aquellos derechos y conquistas sociales que resultan elementales para el bienestar de la población.

En el año 1945 Perón se dirigió a Ramón Carrillo (Primer ministro de salud) en estos términos: “Mire Carrillo, me parece increíble que tengamos un Ministerio de Ganadería que se ocupa de cuidar a las vacas y no haya un organismo de igual jerarquía para cuidar la salud de la gente". Este fragmento histórico resulta esclarecedor en torno al abismal retroceso que hemos sufrido los argentinos, el concepto de "caer en lo público" expresado por el actual presidente de la nación, no se trató de una casual afirmación sacada de contexto, por lo contrario, significó el mas explícito y brutal acto de sincericidio de quien lejos de ver a las políticas sociales como una inversión de futuro, las interpela como a las causales de un déficit presupuestario factible de las mas irrazonables medidas de ajuste, accionando desde la teoría de cerrar los números como sea y sin importar cuantos millones de compatriotas queden fuera del sistema. El demencial desbarajuste realizado en detrimento de la salud, violenta los derechos humanos y suma un nuevo eslabón a la larga cadena de males que incluyen desocupación, hambre y precariedad sanitaria.

Esta profunda crisis nos pone en una situación de riesgo y vulnerabilidad que no reconoce de estratos sociales. No es descabellado decir que quedamos a la buena de un Dios al que le podemos implorar muchas cosas, menos que en Octubre vaya a votar por nosotros.

Fuente: RADIO LA VOZ. Autor: Jorge Kinoto Vázquez
OPINIÓN

Teclas de acceso