Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
NACIONALES

Maru Botana estaba "enganchada" de la luz y fue escrachada en las redes: su descargo

La mediática cocinera fue denunciada en Twitter por la cuenta oficial de Edenor, proveedora del servicio en Buenos Aires

La mediática cocinera Maru Botana fue denunciada en la cuenta oficial de Twitter de Edenor por el robo de energía eléctrica en un local comercial al cual ella le vendió la concesión.

La conductora de TV fue escrachada por la empresa prestadora de servicio, luego de que comprobara que un local que lleva su nombre estaba enganchado de la luz en San Isidro.

Hasta el momento, la cocinera no realizó declaraciones por el procedimiento realizado por Edenor, pero las imágenes que publicó la empresa proveedora del suministro no dejan lugar a dudas.

"Le retiramos el medidor a un local gastronómico con una conexión clandestina en Juan Segundo Fernández 141, en la localidad de San Isidro", confirmó la empresa prestadora del servicio a través de la red social.

"El hurto o el robo de electricidad, así como la defraudación por manipulación de instrumentos de medición, son delitos penales que se castigan con penas de prisión de hasta seis años", señaló la empresa prestadora del servicio.

Repercusiones y memes en Twitter

Maru Botana se desligó de la denuncia de Edenor: hizo cargo al papá de Tini Stoessel

La rubia aclaró que el dueño de la franquicia es Alejandro Stoessel.

Nunca mejor aplicada la frase "no aclares que oscurece". Maru Botana quedó en el ojo de la tormenta después de una publicación de la cuenta oficial de Twitter de Edenor, y en su defensa, mandó al frente a Alejandro, el papá de Tini Stoessel.

Desde Punta del Este, donde pasa las vacaciones con su numerosa familia, Maru publicó un texto en una historia de instagram, en el que se la notaba molesta con la situación.

"Entiendo el enojo y la decepción de todos. Ese local NO es mío, es la única franquicia que tengo. En este caso mi marca queda nombrada, pero yo Maru Botana, no tengo nada que ver. Pido disculpas y yo misma voy a solucionarlo", sentenció.

Después la cocinera habló con algunos medios y dio más datos. "Yo no soy dueña. Ese local es una franquicia de Alejandro Stoessel”, le dijo a DiarioVeloz. Y agregó otro detalle: "Por lo que tengo entendido, fue por falta de pago".

Fuente: RADIO LA VOZ
NACIONALES

Teclas de acceso