Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
PANDEMIA COVID-19

Mercado petrolero alterado: ¿se viene un aumento de las naftas?

La pandemia perturbó a las economías del mundo y también a los precios de los productos más relevantes, como los alimentos y el petróleo. En este último caso, la volatilidad fue tan amplia que el precio de los futuros llegó a ser negativo a mediados de abril. Pero todo volvió a cambiar en pocas semanas, y el encarecimiento de las últimas jornadas le pone presión al mercado local de los combustibles. ¿Se vienen aumentos en los surtidores?

En el caso del precio del barril tipo Brent, que en la última semana de abril derrapó a unos u$s17,50, en las últimas semanas tuvo un recorrido alcista que lo llevó, esta misma mañana, por encima de los 42 dólares.

Es decir: la diferencia entre el «barril criollo«, por el cual se rubricó el último acuerdo de precios que congeló el precio de los combustibles en las estaciones de servicio de todo el país, se achicó a tan sólo tres dólares.

¿Qué dice ese acuerdo entre el Estado y las petroleras? Que si el precio del barril tipo Brent se mantiene por arriba de los u$s45, al menos durante diez días consecutivos, ese convenio debe volver a discutirse.

El precio del petróleo sufrió grandes variaciones desde el inicio de la pandemia

Cabe recordar que el Gobierno nacional fijó en u$s45 el precio interno del barril de petróleo con el objetivo de reactivar la industria hidrocarburífera nacional, garantizar la continuidad de los puestos de trabajo y promover el autoabastecimiento, en el marco de la caída abrupta del valor internacional del crudo generada por la pandemia COVID-19.

¿Qué dice el decreto elaborado por el Poder Ejecutivo?

La decisión oficial se convirtió en un verdadero subsidio de los consumidores hacia la industria petrolera, a cambio de que se mantengan los puestos de trabajo en el sector y una parte de las inversiones previstas, sobre todo en Vaca Muerta.

El decreto 488/2020 establece que el precio para la compraventa local del petróleo será de 45 dólares el barril y prohíbe la importación de aquellos productos que estén disponibles en el mercado interno. La medida estará vigente hasta el próximo 31 de diciembre.

Este precio podrá ser revisado trimestralmente por la Secretaría de Energía dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y quedará desactivado cuando el valor del Brent supere los u$s45 durante 10 días consecutivos.

En tanto, las empresas productoras deberán sostener los niveles de inversión y de producción del año 2019, los contratos vigentes con las empresas de servicios regionales y mantener las plantas de trabajadores.

¿Sube el precio de la nafta?

La Secretaría de Energía controlará que las empresas productoras cumplan con el Plan Anual de Inversiones comprometido y, eventualmente, impondrá las sanciones y multas correspondientes. A tal efecto, el Ministerio de Trabajo dará seguimiento a los niveles de actividad y eficiencia del sector.

Además, como requisito para acceder al barril criollo las empresas productoras no accederán al mercado de cambios para la formación de activos externos ni adquirirán títulos valores en pesos para su posterior venta en moneda extranjera o transferencia de custodia al exterior.

Fuente: El Estacionero
PANDEMIA COVID-19

Teclas de acceso