Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Tercera ola

Ómicron: Aerolíneas Argentinas canceló 7 vuelos por contagios entre su personal

Tras el avance de la variante Ómicron y el récord de los contagios, Aerolíneas Argentinas canceló siete vuelos programados para este lunes. Debido a la alta incidencia del coronavirus entre sus trabajadores, seis de las operaciones afectadas son domésticas, que conectan a siete destinos nacionales, y hay un vuelo internacional suspendido, proveniente de Punta Cana, República Dominicana.

"Aerolíneas Argentinas se vio obligada a cancelar los siguientes vuelos: AR1720 Aeroparque/Santa Fe, AR 1422 Aeroparque/ San Juan, AR1430 Aeroparque/San Luis, AR1526 Aeroparque/Santa Rosa-Río Cuarto, AR 1622 Aeroparque/Bahía Blanca (afecta solo al tramo ida) y el AR 1854 Ezeiza/Trelew", confirmaron desde la operadora estatal.

A su vez, hay pasajeros de un vuelo de regreso de Punta Cana que quedaron varados porque la tripulación completa quedó aislada a raíz de un contagio. "Esperamos tener una solución para este caso hacia el final del día", adelantaron desde la aerolínea de bandera.

Según informaron, los pasajeros de los vuelos afectados fueron contactados por mail y serán asignados en vuelo posteriores. "Estamos trabajando para reubicar a la mayor cantidad posible. Les pedimos que chequeen sus correos electrónicos en donde informaremos cualquier novedad sobre los itinerarios y las diferentes alternativas", tuiteó el presidente de la compañía, Pablo Ceriani.

Además, la empresa puso a disposición una plataforma de autogestión, herramienta con la que el usuario puede chequear los cambios realizados en los cronogramas por motivos involuntarios.

"Esta nueva ola de Covid-19 está afectando fuertemente la operación aerocomercial en todo el mundo. Los contagios de los empleados de las aerolíneas son masivos, provocando demoras y cancelaciones. Aprovecho la oportunidad para agradecer a todo el personal de Aerolíneas por el esfuerzo que están realizando para sostener nuestra operación y que los pasajeros puedan volar. Esperamos que sepan disculpar la situación", concluyó el directivo.

Hace una semana, Ceriani adelantó que los vuelos podrían sufrir reprogramaciones en el corto plazo. A través de su cuenta de Twitter, anticipó que "debido a la nueva ola de contagios que estamos viviendo en todo el país, que también afecta al personal, las operaciones pueden sufrir demoras, modificaciones y/o cancelaciones".

En ese sentido, remarcó que "la empresa está realizando un importante esfuerzo para sostener sus operaciones de temporada de verano y que se vean afectados la menor cantidad de vuelos posibles".

El domingo 2 de enero, Aerolíneas ya había tenido que reprogramar para el día siguiente un vuelo previsto entre Buenos Aires y Bariloche (Río Negro).

La línea aérea tiene a 1200 empleados fuera de actividad. Entre ellos, hay trabajadores infectados y con contactos estrechos no solo de tripulaciones, sino también de otras áreas, como atención al público, mantenimiento, handling de equipaje y despachos operativos.

Aunque las cancelaciones corresponden a vuelos programados para este lunes, no descartan que en los próximos días otras operaciones se vean afectadas también. En lo que va de enero, la aerolínea de bandera lleva realizadas un promedio de 230 partidas diarias y cerca de 24.000 pasajeros transportados por día.

El anuncio de Aerolíneas Argentinas llega pocos días después de la presentación oficial del plan de rutas, destinos y frecuencias para 2022, donde el ministro de Turismo, Matías Lammens, aseguró que "con el impulso de PreViaje, que octuplicó la facturación, habrá una temporada turística histórica".

Como Aerolíneas, otras líneas aéreas que operan en la Argentina -que hace pocas semanas comenzaron a informar los cronogramas de vuelos aprobados hasta marzo, pese a las limitaciones para financiar en cuotas servicios turísticos en el extranjero- lanzaron advertencias sobre potenciales cambios en sus operaciones.

Desde Flybondi, afirmaron que, pese a que registran pocos casos positivos entre sus empleados, hubo una suba en los contactos estrechos dentro de las tripulaciones.

"Esto hace más compleja la organización de las programaciones. Si bien no hemos tenido un impacto concreto en el servicio, el avance de la nueva variante y el aumento de contagios no son ajenos a la compañía. Continuamos trabajando internamente en la prevención, tal como lo venimos haciendo desde el inicio de la pandemia", explicaron.

La afectación de las operaciones aéreas no se limita al ámbito local. En las últimas 24 horas, fueron canceladas más de 5000 operaciones aéreas en todo el mundo a causa de la nueva ola. En los Estados Unidos, más de 20.000 vuelos fueron anulados desde la víspera de Navidad.

Los sindicatos notificaron sobre la mayor cantidad de personas enfermas entre el personal aeroportuario, lo que dificulta la operación habitual. Exigieron medidas de seguridad para detener los contagios.

La Asociación de Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Atepsa) manifestó su preocupación por el alza explosiva de casos positivos, que afecta al cuerpo de trabajadores de los servicios de navegación aérea. De igual modo, denunció la falta de adopción de medidas protectoras y preventivas.

Por su parte, la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA) solicitó que se vuelva a limitar el acceso a los aeropuertos de manera exclusiva para pasajeros, ya que, para la entidad, no hay ningún tipo de control en el flujo de personas que circulan por las terminales.

RESTRICCIONES EN LOS AEROPUERTOS

Ante esta situación, la semana pasada, el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) dispuso restricciones en el acceso de los usuarios a determinados sectores del Aeroparque Jorge Newbery.

Entre las 4 de la madrugada y las 7 de la mañana, y entre las 16 y las 19 horas, solo se permitirá la entrada al sector de check-in a pasajeros con vuelos confirmados. La medida regirá hasta el 8 de enero, en principio.

Para ello, se cerrarán las puertas automáticas de la zona, dejando habilitadas dos puertas en las que habrá un control de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Las escaleras mecánicas funcionarán en sentido ascendente durante el horario de restricción para permitir el flujo de pasajeros hacia el sector de preembarque.

Por ahora, el área de check-in será la única con acceso restringido. Los acompañantes y el público en general podrán seguir ingresando a otros sectores de la terminal. El acceso para no pasajeros se volvió a habilitar en septiembre, tras las flexibilizaciones últimas.

En el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, se restringirá el acceso de acompañantes a la terminal C en las franjas horarias comprendidas entre las 5 y las 10 de la mañana y entre las 18 y 23 horas.

En el Aeropuerto Internacional de Córdoba, también se dispuso que, hasta el 17 de enero, solo podrán ingresar a la terminal a los pasajeros que viajen y al personal aeroportuario acreditado.

Fuente: Cronista
Tercera ola

Teclas de acceso