Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Un año de la ley de alquileres

"No logró el resultado esperado" sostienen desde el Colegio de Corredores inmobiliarios

José María Armándola, integrante del Colegio de Corredores Inmobiliarios, dialogó con Radio La Voz sobre cómo se aplica la mueva ley de alquileres.

"En Entre Ríos al igual que en todo el país se está aplicando la nueva ley de alquileres, que el primer ajuste se hizo justo al cumplir el primer año porque la misma ley establecía que los contratos debían renovarse de año a año.

Lo que se está haciendo es aplicar la ley, yo he visto entre el 40 y el 42% que fue la aplicación de la ley después del primer año, y he visto algunas publicaciones que hablan del 75% que es imposible porque tenes una ley que dice cómo tenes que ajustar los contratos".

"Siempre se toma el último año y ese índice va saliendo diariamente; en la renovación de los alquileres no tiene impacto porque la renovación implica un nuevo contrato, osea que ahí juega como siempre el valor de la oferta y demanda que surge de acuerdo a la cantidad de oferta que haya y de acuerdo al bolsillo que tenga la gente también.

Nosotros no hemos tenido ningún inconveniente porque en realidad si uno mira el 40% después de un año, cualquier costo la luz, el combustible, la yerba, la carne; incluso los salarios están más o menos en ese porcentaje. Lo que sí yo veo que cuando negociábamos directamente caso por caso, podíamos analizar concretamente los ingresos del inquilino o la situación del propietario, charlar qué tipo de ajuste se podía hacer y eso traía resultados más convenientes" sostuvo.

"Esta ley, como lo venimos diciendo desde antes que saliera y después que salió, fue absolutamente innecesaria, fue nada más que algo demagógico pensando que se iba a conformar a la gente y se está viendo que los resultados no son positivos. Lo que andaba bien no había que tocarlo, ¿por qué tocarlo?".

"Para que alguien como inquilino pueda salir a elegir la propiedad que quiera, cuando más te ofrezcan es muchísimo mejor; y eso se había logrado poniendo en vigencia el nuevo Código Civil y Comercial que se sancionó en el 2015 y que tuvo prácticamente 20 años de análisis, estaba perfectamente analizado y elaborado para no beneficiar en exceso a ninguna de las partes y proteger a los más débiles en el caso de la vivienda.

Ahora se inventó este tema del índice, que sabiendo que había 0 conflictividad, y sigue habiendo 0 conflictividad; nosotros los corredores nos encargamos de amortiguar toda la situación y que se solucione en una charla amigable para llegar a una solución favorable y positivo" comentó Armándola.

"Si se pone un índice que te va a perjudicar, primero el inquilino está viendo que antes se negociaba mejor a su favor, el propietario ve que ahora en vez de dos años ahora hay que ir a tres; los índices han sido tocados en Argentina. Entonces quién puede confiar en quien le diga ‘sí yo te voy a dar el índice’, eso pone ingredientes que no son buenos para hacer un contrato".

"Indudablemente el principal perjudicado es el inquilino pero, la industria de la construcción ¿quién la financia? Los números no dan y eso es financiado por el ahorrista, en general se mueve como inversión, como resguardo de valor principalmente por la moneda que movemos.

Entonces cuando alguien está financiando la construcción, la plata que pone el ahorrista, el inversor, el propietario; significa darle el insumo financiero a la construcción que mueve mucha plata en mano de obra. Ese es el verdadero perjuicio" remarcó el empresario.

Fuente: Radio la voz 901
Un año de la ley de alquileres

Teclas de acceso