Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
REVISARON EL ALJIBE

No se hallaron elementos de interés para la causa Calleja

Retomaron este martes. los trabajos en calle Montiel al 3.350 de la capital entrerriana, a pocos metros, de donde fue hallado el pasado 15 de julio el cuerpo del contador Gonzalo Calleja.

El operativo fue ordenado por el fiscal Santiago Alfieri y las tareas se habían iniciado el pasado 26 de julio, en un aljibe que se encuentra en el campo donde hallaron a la víctima.

Sin embargo, por falta de una bomba adecuada para extraer el agua, se habían suspendido hasta esta jornada, en la cual ya se contaba con los elementos adecuados que la situación demanda.

Cuatro metros de agua

El objetivo era alcanzar los 20 metros de profundidad del aljibe, al cual ingresaría un bombero para revisarlo y determinar si se encuentra algún elemento vinculado a la causa. El aljibe contenía cuatro metros de agua en su interior y un bombero descendió al fondo, donde realizó una búsqueda, utilizando un grampín.

Pertenencias de la víctima

Cabe recordar que para la investigación es trascendente dar con las pertenencias del joven asesinado, dado que faltan su teléfono celular, su mochila negra, la billetera, un reloj y las llaves del vehículo de la víctima.

En el procedimiento realizado en el aljibe, se utilizó una bomba trifásica de la municipalidad de Paraná, la cual fue conectada al generador de energía de Enersa.

Una vez desagotado el aljibe, el integrante de Bomberos Zapadores descendió al fondo, pero sin embargo, no halló elementos de interés para la causa.

Relevamiento del lugar

El operativo formaba “parte del relevamiento del lugar del hallazgo y estaba pendiente en virtud de lo que implica el tener que extraer toda el agua del aljibe que tiene 20 metros de profundidad”, informó la subdirectora de Investigaciones, María De Los Ángeles Facciano.

En el operativo participó el personal de Bomberos Zapadores, Investigaciones, Homicidios, personal de Enersa y de Alumbrado Público.

El caso, según la acusación

El contador Gonzalo Calleja fue secuestrado y privado de su libertad, un departamento durante un plazo de 13 horas, antes de ser asfixiado y de que su cuerpo fuera descartado en un campo de calle Montiel, casi Juan Báez, de la capital entrerriana. Esa es la hipótesis del fiscal del caso.

Los cuatro detenidos, Ezequiel David Morato, Alberto Enrique Osuna, Iván Elías Garay y Ramiro Gabriel Colman, se encuentran alojados en la cárcel de Paraná.

El juez ordenó en principio 45 días de prisión domiciliaria con el respectivo monitoreo, pero luego se determinó que cumplan este lapso en la Unidad Penal.

Según la reconstrucción del hecho, al contador le robaron 15.000 dólares, su teléfono, su billetera y su reloj inteligente, entre otras cosas.

El secuestro comenzó en horas de la tarde del miércoles 14 de julio y se extendió hasta las 5:20 de la madrugada del jueves 15, cuando algunos de los acusados, fueron vistos retirando a quien podría ser Calleja de un departamento en el barrio 1º de Julio.

Fuente: RADIO LA VOZ.
REVISARON EL ALJIBE

Teclas de acceso