Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
NO SE RESPETAN LOS FALLOS JUDICIALES

Obra de calle Racedo: “¿Quiénes son los violentos?”, se preguntó Demartín.

La abogada Demartín, representante de la empresa, se preguntó: “¿Quiénes son los violentos, cuando los manifestantes quisieron agredir a una vecina que quería la obra?”; “No se respetan los fallos judiciales”, apuntó.

La abogada Norma Demartin, representantes de la firma que tiene a su cargo el ensanche de calle Racedo, señaló que “los hechos de ayer fue desastroso, y muy violento… y no de parte nuestra”.

Obra de calle Racedo: “¿Quiénes son los violentos?”, se preguntó Demartín.

“Nosotros respetamos el Derecho. Hubo una sentencia, luego de un amparo, donde no se paraliza la obra. Hubo una sentencia de primera instancia, que no prohibió en ningún momento la ejecución de la obra, ni la paralizó. No obstante, luego, con el fallo del Superior, es como que volvemos a foja cero, pero no se prohíbe ni se paraliza la obra”.

“Se daba lugar al reinicio. Nos hicimos presentes, pero cuando llegamos, había un grupo de manifestantes, de los cuales yo no sé cuales son vecinos, y cuales no… aunque la mayoría no son vecinos de esa cuadra… uno pregunta con quién habla, y te dicen que son vecinos de la ciudad de Paraná… Cuando quisimos comenzar a talar los árboles, se vio en todos lados que estaban podridos, huecos”, relató la letrada en los estudios de Radio La Voz.

“Además, hay que resaltar algo: la municipalidad hizo reuniones con los vecinos. El Pliego también es público, y nadie dijo nada. En el pliego original, se habla de la extracción de 80 árboles. La municipalidad de igual manera, propuso trasladarlos a calles linderas, para que se siga manteniendo el verde. Pero acá, cuando comenzamos a talar, fue un caos: agredieron a nuestro personal, se subieron al camión, se prendían de los árboles… llamamos a la Policía, por una cuestión de seguridad, y no hacia nosotros, sino también hacia ellos: se prendían a árboles, árboles que estaban podridos”, agregó.

“Hay mucha desinformación… como que con los árboles que sacáramos se iban a hacer chips para las papeleras… algo que no se puede creer… pero cuando vos querés hablar con alguien, también es imposible, porque te agreden”, enfatizó la abogada.

Demartín continuó: “Hemos recibido llamados de verdaderos vecinos, que nos pedían que continuemos con la obra. Sin ir más lejos, una vecina salió, una mujer manifestante, salió en forma desaforada a atacarla. Solo por decir que nos apoyaba, se le vino la gente encima. Entonces, ¿Quiénes son los violentos?”.

Sobre la marcha de la obra, Demartín indicó que el día de ayer “se suspendió el inicio de la obra porque no estaba garantizada la seguridad. Hoy nos hicimos presentes. Cuando llegan los empleados, el capataz, a marcar la zona, vinieron y le patearon el hilo… uno se lo pateó, y otro se lo llevó… y eso está grabado. Respeto el derecho a la manifestación, pero también hay que respetar los Poderes, que para eso están”.

LOS MANIFESTANTES

“Primero, no están acatando una sentencia del STJ. Segundo: están impidiendo una obra. Tercero: se subió una manifestante al camión, cuando el empleado estaba trabajando con una motosierra”, dijo Demartín, en su rol de abogada. “Una de las manifestantes, ayer, empezó con un pedazo de hierro, con punta, a golpear el camión y querer pinchar las cubiertas. Tenemos la grabación, y por eso hice la denuncia penal”, agregó.

La denuncia “ya está radicada, por el atentado contra los bienes materiales, y también contra las personas. Hubo personas que nos golpearon, que le pegaron a mis empleados. No quiero violencia, sino paz social, y resguardar la integridad física de los empleados. Tuve que llamar a la Policía, marcar con la Policía al lado… ellos iban por detrás, borrándolo. Hago que la máquina avance, y también se oponen. No es que se oponen a la tala de árboles, sino que se oponen a la obra. Los pasos legales, se agotaron. Que hagan lo que tengan que hacer, pero no de esta manera”.

“Y los vecinos están con miedo… los que nos apoyan, vieron cómo se le fueron al humo los manifestantes, solo por darnos su apoyo. Y no es así. Los vecinos que piensan de una determinada manera, no tienen por qué tener miedo”.

Luego de los hechos, “tuve que buscar un escribano para dejar constancia” de que la obra no podía iniciarse. “Y a la Justicia, fui por la denuncia penal por el robo de esos elementos de trabajo. La que tiene que accionar es la municipalidad, y estamos esperando respuestas. Porque lo que necesitamos es el despeje de la traza. Yo volveré a trabajar… el jueves… pero ya fueron claros hoy: no nos van a dejar trabajar. “Andate… ándate… no vas a entrar”, nos decían. No se respetan los fallos judiciales”, concluyó

demartín.mp3

Fuente: lavoz
NO SE RESPETAN LOS FALLOS JUDICIALES

Teclas de acceso