Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
asalto al corralón Almafuerte

Pablo Ferreyra desistió de constituirse como querellante

El asalto al corralón Almafuerte de Paraná, ocurrido a mediados de julio del año pasado, fue uno de los casos que más conmovió a la ciudad durante 2021: un intento de homicidio en ocasión de robo perpetrado contra un muchacho que llegaba a la empresa de su padre con una mochila repleta de dólares. La causa tenía doble acusación contra los tres imputados, pero ahora quedará solo la Fiscalía, ya que la víctima, el corredor inmobiliario Pablo Ferreyra, desistió de ser querellante.

Así lo informaron fuentes judiciales, que consignaron que los abogados penalistas José Velázquez, Pedro Fontanetto D'Ángelo y Germán Palomeque presentaron su renuncia a la querella particular que habían iniciado días después del hecho, cuando Ferreyra se encontraba internado en Terapia Intensiva del hospital San Martín, luego de recibir dos balazos en el abdomen.

El 16 de julio de 2021, Ferreyra llegaba al corralón, a bordo de su auto Audi, con una mochila con, supuestamente, 40.000 dólares proveniente de la seña por la venta de dos departamentos a un camarista de Paraná. Algunos comentan desde entonces que era mucho más dinero. Tres sujetos lo esperaban en otro vehículo, dos de ellos lo asaltaron y al forcejear por la mochila, uno de ellos le disparó dos veces en el abdomen, y se dieron a la fuga.

Los imputados en la causa son tres: como autores del atraco a Luciano Cuatrín y Jesús Lemos, y como instigador a Ariel Sione, integrante de la barra brava de Patronato. Anteriormente se había imputado a un hombre de nacionalidad paraguaya que era el contratista de Ferreyra y su socio y amigo Guillermo Torrealday en las obras que realizan en Paraná y la región, pero luego terminó sobreseído.

La causa fue elevada a juicio, y será un jurado popular el que determine si los acusados son culpables o no del delito de Homicidio agravado en grado de tentativa en ocasión de robo.

Cabe destacar que el dinero robado a Ferreyra nunca apareció. Se trataba de plata sin declarar que llevaba el corredor inmobiliario, proveniente de operaciones que revelaron un circuito de dólares en negro fenomenal. Cabe recordar que la víctima del hecho tiene numerosas causas civiles por desmanejos y ha enfrentado incluso causas federales por quiebras fraudulentas, querellado por la AFIP.

Fuente: DIARIO UNO ENTRE RIOS
asalto al corralón Almafuerte

Teclas de acceso