Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
LA HISTORIA DE UN JOVEN PARANAENSE

Padece fibrosis quística y está en lista de emergencia para un retransplante bipulmonar

Andrea Floreacig, mamá de Leonardo, dialogó con Radio La Voz y contó la historia de por qué Leonardo necesita un retrasplante bipulmonar.

"Leonardo tiene 21 años, fue trasplantado en 2014 casi a sus 15 años, con un trasplante exitoso; que aproximadamente en 2018 comenzó a bajar su capacidad respiratoria y después de algunos estudios se supo que tenía un rechazo crónico al órgano trasplantado. Al ser un paciente joven consideraron colocarlo otra vez en la lista pero en este caso es una lista electiva para un retrasplante, la semana pasada tuvo un control en la Clínica Favaloro y al ver que bajó aún más la capacidad pulmonar lo subieron a Urgencia B.

Fue muy exitoso su trasplante pero por diversas cosas, biológicas tuvo un rechazo, él está con oxígeno dependiente, tiene una capacidad del 17%. Cada puntito que baja lo siente más, uno que tiene una capacidad normal no lo siente a ese puntito pero él sí, y duerme con un aparato especial a la noche" relató.

"Él entró a esta altura, en Septiembre de 2014 entró en lista y después que tuvimos algunos vaivenes con la obra social, en Noviembre llegó el órgano. Él en ese momento estaba en emergencia, ahora está en urgencias, lo bueno de esto es que todavía puede estar en Paraná porque si no nos tendríamos que ir a vivir a Buenos Aires.

Ahora hay menos donantes, hay menos donación debido a la pandemia pero igualmente se están haciendo operativos, no en la misma cantidad de antes. Yo estoy totalmente confiada en Dios, tengo toda la fe y lo bueno es que Leonardo tiene muchos proyectos, está enfocado, lo que pasa es que él antes era un niño, hay cosas que no tenía mucha dimensión. Ahora tiene 24 y otra forma de ver las cosas, de pensar, obvio que tiene sus miedos pero tiene mucha fe y está conforme con estar en la lista" contó.

"Los dos pulmones hay que trasplantar, en esta ocasión solamente son sus pulmones porque se vieron afectados por la enfermedad de base que es la fibrosis quística. A él lo diagnosticaron a los dos meses de haber nacido y de ahí en más fue toda la lucha, se fue deteriorando con el tiempo en la parte pulmonar porque la fibrosis quística afecta diversos órganos; generalmente ataca más a los pulmones. Él empezó con el deterioro en los pulmones a los cuatro años, se le aloja una bacteria y una vez que se le alojó esa bacteria empezó a hacer estragos; a Leonardo le tocó la más común y más fuerte.

A los once o doce años se empezó a hablar de un posible trasplante que llegó a los catorce años. Con la fibrosis quística si llegan a trasplantar un solo pulmón, el otro queda enfermo y lo enferma al trasplantado" explicó.

"Nadie está exento de esto, a todos nos puede suceder, pero más allá de la pérdida de un ser querido hay que saber que sigue dando vida en el otro ser. Tenemos que ser conscientes de eso, uno cuando lo ve de lejos o en la tele, ‘te negarías a recibir un órgano?’ así que creo que todos deberíamos donar.

Esto es más para la concientización de la donación de órganos, porque gracias a Dios, estamos bien. Esto es como un deja vu, ya lo vivimos, ya lo pasamos, ya entendemos qué sigue y cómo; estamos tranquilos porque estamos en casa. Además tengo un bebé de un año y se me complicaría muchísimo vivir en Buenos Aires y más con este tema de la pandemia" aseguró Andrea.

"Será lo que tenga que ser, lo que Dios disponga".

Fuente: RADIO LA VOZ.
LA HISTORIA DE UN JOVEN PARANAENSE

Teclas de acceso