Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
NUEVA LEGISLACIÓN: ANTE EL AUMENTO DE LOS CASOS

Pakistán aprobó la castración química para violadores reincidentes

Legisladores aprobaron una nueva legislación contra casos de abuso sexual. Los culpables de violación en grupo serán condenados a muerte o cadena perpetua. Repudio de Amnistía Internacional.

Los delincuentes sexuales condenados por violaciones múltiples podrían enfrentar la castración química en Pakistán después de que los legisladores aprobaron este miércoles una nueva legislación contra la violación que tiene como objetivo acelerar las condenas e imponer sentencias más duras.

La nueva legislación se produce en respuesta a una protesta pública masiva por el reciente aumento de violaciones contra mujeres y niños en el país, y las crecientes demandas para garantizar justicia para las víctimas de abuso sexual.

El proyecto de ley establece que el gobierno de Pakistán debe establecer tribunales especiales en todo el país para acelerar los juicios por violación y garantizar que los casos de abuso sexual se resuelvan “rápidamente, preferiblemente en un plazo de cuatro meses”.

Los culpables de violación en grupo serán condenados a muerte o cadena perpetua, informó CNN.

¿QUÉ ES LA CASTRACIÓN QUÍMICA?

La castración química es el uso de drogas para reducir la libido o la actividad sexual. Es una forma legal de castigo en países como Corea del Sur, Polonia, República Checa y en algunos estados de Estados Unidos.

Amnistía Internacional dijo que la pena de castración química era “cruel e inhumana” en un comunicado el pasado mes de diciembre, cuando se anunció el proyecto de ley.

“En lugar de intentar desviar la atención, las autoridades deberían centrarse en el trabajo crucial de reformas que abordarán las causas fundamentales de la violencia sexual y darán a las sobrevivientes la justicia que merecen”, dijo Amnistía.

Menos del 3 por ciento de los casos de agresión sexual o violación resultan en una condena en Pakistán, informó Reuters en diciembre pasado, citando a War Against Rape, una organización sin fines de lucro con sede en Karachi.

En un fallo histórico de enero, las pruebas de virginidad a sobrevivientes de agresión sexual fueron prohibidas en la provincia más poblada de Pakistán, Punjab.

Las llamadas pruebas de virginidad, que incluyen inspeccionar el himen o insertar dos dedos en la vagina, son exámenes invasivos realizados bajo la creencia de que pueden determinar si una mujer es virgen.

Fuente: LAVOZ.COM.AR
NUEVA LEGISLACIÓN: ANTE EL AUMENTO DE LOS CASOS

Teclas de acceso