Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
OPINÓ SOBRE MACRI Y LOS PERIODISTAS

Para Gregorio Dalbón valió la pena defender a Cristina Kirchner

El abogado Gregorio Dalbón siente el alivio de la victoria. En su despacho a metros de Tribunales analiza en una entrevista con El Destape afirma que los periodistas que fueron cómplices de Cambiemos deben ser juzgados por la Justicia, define a Jorge Lanata como un "mercenario reciclado por Héctor Magnetto" y opina que el ministro de Justicia debería ser electo por el pueblo.

"No voy a calificar a nadie, porque no me gustó cuando lo hicieron con Cristina", adelanta antes de comenzar la entrevista. Dalbón cuenta que vivió el triunfo de la fórmula Fernández desde el bunker del Frente de Todos y explica que al aceptar defender a Cristina Kirchner puso en juego su carrera. "Sabía que querían meterla presa, pero triunfó la verdad", sostiene aliviado.

El abogado cuenta que está tranquilo por la victoria electoral y sostiene que se votó por la esperanza en contra del odio. "Desde el primer día que vi a Cristina a los ojos supe que era inocente", afirma ante las cámaras de El Destape el abogado que se formó en Estados Unidos para blindar la imagen pública de sus defendidos.

-¿Cómo fueron estos cuatro años en lo personal con los ataques y las amenazas que recibiste?

-A mí no solo me escupieron en la calle, me enterraron el celular en la arena. Un taxista me golpeó, porque íbamos en un viaje y nos acusó de robarnos dos PBI, entonces le pregunté qué es un PBI y me dijo bajate que te lo explico. Le dije que no era necesario, pero me hizo bajar y no me quedó otro remedio que defenderme. En el colegio le han dicho a mi hijo que nosotros éramos parte de la corrupción. Me han mirando con desprecio cuando caminaba por tribunales. Parte de mi familia política me mostraba su deprecio, en cuanto a creen que esto lo hice por dinero. Mi parte no es el dinero, es haber hecho unas líneas pequeñas en un capítulo de la historia que va a decir que estuve espalda con espalda con una mujer sin fueros para frenar el Lawfare que se venía. Pero valió la pena que me pegaran, que me escupieran, que me atacaran, porque desde el primer día que vi a los ojos a Cristina supe que era inocente.

-¿Qué sentís al escuchar que periodistas dicen que la caída de las causas de Cristina en la Justicia son por el triunfo del peronismo?

-Siento indignación, impotencia, bronca. Me da mucha bronca que provenga de esta gente que fue pagada por Mauricio Macri, por la pauta publicitaria como Lanata que ha trabajado para que pierda Aníbal Fernández. Estos mercenarios del periodismo me parece que tienen que ser juzgados. No creo que tenga que ver con la Conadep, porque eso tiene que ver con los desaparecidos y es muy grave. Muchas cosas se hicieron por dinero, otras se hicieron por poder, pero esos periodistas son unos fracasados. Han trabajado cuatro años denodadamente como los Leuco, como Mirtha Legrand que decía que para que no vuelva el peronismo daría la vida. Pero para que sepan bien: la que armó esto fue Cristina Fernández de Kirchner. A todos estos fracasados Cristina le dio una lección que no se van a olvidar de por vida.

-Lanata dijo que Cristina es una “pobre vieja enferma y sola peleando contra el olvido”. ¿Tuvo poca visión el periodista?

-Cuando no tenés argumentos surge el insulto. Lanata lo que hace es insultar a una mujer, si eso lo hubiera hecho hoy tendría un problema. Lanata siempre fue un cobarde, se ha escondido detrás de este multimedio que lo llamó para ser el mercenario que haga triunfar a Mauricio Macri en 2015 mintiendo con el Triple Crimen. Lanata no es más que un mercenario, un hombre que trabaja por dinero. Lo va a juzgar Dios y va a tener su karma, que creo que ya lo tuvo. Lanata no solo es un maleducado, es un abusador, un hombre que cometió violencia de género con Cristina. Un hombre que fue al Maipo a hacer de payaso, un personaje que en su juventud dejó a miles de familias en la calle con Crítica. Lanata fue reciclado por Magnetto. Lanata nació perdedor y va a morir perdedor.

-¿Cómo definirías la gestión de Mauricio Macri?

-Ha sido el peor presidente de la historia desde la democracia para acá en materia constitucional. Instrumentó la puesta en marcha de jueces de la Corte por decreto, el dos por uno a los genocidas. Recibió a una persona como Chocobar en medio de un proceso, algo que está vedado por ley, porque su presencia puede influenciar. No voy a descalificarlo en lo personal, como hicieron ellos cuando dijeron que a Néstor lo tiraron por la ventana. No veo nada positivo en Macri salvo la benevolencia de Macri para si mismo con las vacaciones y la recreación. En lugar de haberse tomado tantas vacaciones podría haberle dado el viernes a los empleados para que todos estemos en la misma situación que él.

-¿Te sorprendió que Macri haya obtenido el 40 por ciento de los votos pese a la catástrofe económica que significó su gobierno?

-Mirá a mí no me sorprendió todo lo que hizo Macri en cuanto a haber cerrado fábrica, haber quitado vacunas, haberles quitado a los jubilados, haber hecho más ricos a los ricos y más pobres a los más pobres. Eso es Macri. Tenían un plan de negocios que llevó adelante el ´mejor equipo de los últimos cincuenta años´ que terminó siendo el peor equipo de los últimos 200 años. No me sorprende la gente que lo votó, porque desde la época de mi abuelo siempre hubo un 30 por ciento antiperonista, que voto a través del odio que se ha ido acrecentando. Nadie puede negar que el kirchnerismo es un sentimiento y una política de inclusión de los más pobres, que es algo que molesta a las clases altas, porque creen que ellos solos pueden tener privilegios. Cuando se les toca los privilegios para darle derechos a otros, entonces se enferman de odio y ese es el capital de Macri: el odio.

-¿Cómo evalúas la gestión de Germán Garavano?

-Fue el peor Ministro de Justicia desde la vuelta de la democracia. Me gustaría que los ministros de Justicia sean electos por el pueblo, porque para serlo se debe tener capacidades como matemáticas, protocolo, geopolítica y tenés que conocer el poder judicial de la Nación. Garavano estuvo a merced de personajes siniestros como el tano Angelici, Pepín Rodríguez Simón, Mauricio Macri. Ellos le daban las órdenes para que le diga a un juez que deje de serlo. La justicia fue para atrás en presupuesto, en instalaciones edilicias. Algunos jueces federales no deberían estar en la Justicia y lo digo por edad, lo digo por arbitrariedad y lo digo porque hay algunos delincuentes que usaron algunas doctrinas para meter gente presa ilegalmente. Era función del Ministro darse cuenta que Laura Alonso no podía estar ante la Oficina Anticorrupción, porque no era abogada. Garavano dejó una triste historia en su gestión.

-¿Cómo te preparás para la influencia que tienen los medios en un juicio?

-Nuestro trabajo como estudio es preparar la imagen de presidentes, lo que se llama en algunos países la figura pública. Viajé por el mundo para estudiar cómo defender a una figura que está aplastada por la opinión pública. No le digo a la persona, como haría Durán Barba, lo que tiene que hacer, pero sí explico las circunstancias en que ocurre una causa. Por ejemplo a Cristina le dije que en el juicio se haga los rulos y se siente allí, junto a las Madres de Plaza de Mayo. Entonces cuando Cambiemos quiso usar su foto para empezar la campaña política, se encontró con una imagen que era para un cuadro. Me preparo mucho, no soy un improvisado. Desde que conocí a Cristina he intentado bajar la vehemencia. El periodista Gasulla una vez quiso provocarme al decir que a Cristina la iban a meter presa y en lugar de atacarlo, le aposte por el honor que no iba a ir a la cárcel. En ese momento salí de una situación por otra puerta. Es difícil enfrentar a seis o siete periodistas a la vez, hay que estar muy preparado. No me considero un abogado mediático, creo que más bien tengo causas que merecen difusión.

Fuente: El Destape
OPINÓ SOBRE MACRI Y LOS PERIODISTAS

Teclas de acceso