Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
FUSTIGÓ CONTRA LA DECISIÓN DEL ALTO TRIBUNAL

Para López Arango, el STJ hizo la gran Poncio Pilato al no investigar ni sancionar a Castrillón

"...Que de las atribuciones generales de Superintendencia previstas en el Artículo 204 de la Constitución no emerge potestad disciplinaria que pueda ejercer el Alto Cuerpo respecto de sus integrantes, estando solo prevista la misma respecto de empleados inferiores del Poder Judicial, conforme el propio texto constitucional", reza la respuesta del Superior Tribunal de Justicia (STJ) a la misiva enviada por la Asociación de la Magistratura y la Función Judicial, solicitándola apertura de una instancia disciplinaria a  fin de evaluar la conducta del vocal Emilio Castrillon, ante los mensajes privados de WhatsApp que habría enviado a las juezas Gabriela López Arango y María Andrea Morales.

Según la acordada del STJ, "...la potestad sancionadora prevista en la Ley Orgánica del Poder Judicial Nro. 6.902 encomienda al Superior Tribunal el contralor de la conducta de todos los miembros del Poder Judicial en cuanto a la misma estrictamente se refiere al desarrollo de la actividad judicial y al ejercicio de la función".

Los vocales le recordaron a la AMFJER que "...es especifica atribución del Poder Legislativo la de juzgar en juicio político a los miembros del Superior Tribunal de Justicia, no es de resorte de este Tribunal evaluar previamente, como Usted sugiere en sus líneas, si se está en una situación determinada frente a un caso que podría, o no, dar lugar a la remoción de un vocal, para en este último caso someterlo a la pretendida potestad disciplinaria”.

Dicha contestación, motivó la replica de la presidenta de la Asociación de la Magistratura y de la Función Judicial de Entre Ríos quien, en declaraciones mediáticas, recordó que la presentación estuvo motivada en "haber tenido un hostigamiento vía Whataspp" luego del comunicado en el que la entidad reprochó la conducta del vocal. "Reprobamos lo que vimos todos públicamente en todas las redes, esos videos donde vimos una actitud indecorosa de un magistrado", explicó.

María Gabriela López Arango aprovechó la ocasión para aclarar que "no tengo nada personal respecto de Castrillón, por lo menos, no está en la lista de los que podría llegar a odiar, habrá gente que no lo quiere, no es el caso nuestro, hablamos de esa conducta que degradaba la función y al Poder Judicial".

"En lo personal, tengo el cuero más curtido - remarcó la vocal de la Sala I de la Cámara Tercera Laboral - tengo más años y como soy titular en mi cargo, y como no le debo absolutamente nada a ninguno de los vocales, me siento mas tranquila en lo que digo y mi espíritu se ve menos afligido que otras personas y que reciben y les afecta de otra forma" los mensajes del vocal de la Sala II en lo Civil y Comercial.

Para la titular de la AMFJER "llama mucho la atención la respuesta dada por el Alto Cuerpo, que viene bien para la época que acabamos de pasar de Semana Santa, porque parece lo de Poncio Pilato, no hacer cargo, se lavaron las manos. Todos integramos el Poder Judicial, todos nos debemos normas de conducta, moral, social e institucional, entonces, pareciera que estamos en un reinado donde los reyes son intocables", reprochó la camarista.

Seguidamente, se preguntó si durante la reunión que mantuvieron todos los integrantes del Superior Tribunal de Justicia "se puso en tela de juicio si habíamos o no recibido esos mensajes de Whatsapp. La lectura que hacemos de esto es que cualquier vocal del STJ puede hacer lo que crea porque, total, entre ellos, nunca se van a juzgar las conductas que claramente no son para un Jury", sostuvo López Arango.

"Nos están mandando a leer la Constitución, que la leemos, por supuesto, pero pareciera que la interpretación que hacen de la orgánica donde tienen que analizar la conducta de todos los miembros del Poder Judicial, es la conducta dentro de Tribunales, en la parte jurisdiccional únicamente - fustigó mediáticamente - es como sacarse el lazo de encima".

Fuente: RADIO LA VOZ
FUSTIGÓ CONTRA LA DECISIÓN DEL ALTO TRIBUNAL

Teclas de acceso