Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
CALOR AGOBIANTE

Paraná y Santa Fe en el centro del calor extremo del planeta

Desde el martes 11 hasta el jueves 13 de enero en la capital entrerriana se impondrá una temperatura máxima que rondará los 40º C, confirmó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). La región será el epicentro de una prolongada ola de calor extremo, tal como anticipó el sitio de información meteorológica Windy. El clima sofocante se extenderá por varios días y en Santiago del Estero se podría establecer el récord nacional. Un estudio científico advierte que las temporadas de altas temperaturas se instalarán cada dos años a partir de 2030 en todo el mundo y se apuntó a los principales países contaminantes.

Esta semana se espera que comience con un marcado ascenso de la temperatura, que alcanzará los valores máximos en la región central del país con marcas de alrededor de los 40º centígrados. La particularidad y alerta se da porque estos picos se instalarán en una serie de jornadas, según lo previsto por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Desde mañana se prevé 32º grados hasta alcanzar los 39º el jueves en la Ciudad de Buenos Aires, y 40º C en Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

La confirmación se dio luego que se viralizara una imagen satelital del sitio especializados de la República Checa Windy, que situaba en el centro de la Argentina las marcas de calor más extremas del planeta Tierra, incluso mayores a territorios como el desierto de Australia o el de Kalahari en África, publicó el portal Era Verde.

La cuestión, se planteó desde el SMN no sólo es las altas temperaturas en un momento de muy pocas lluvias, sino lo sostenido del calor que prevalecerá durante varias jornadas.

Marcas

Es así que el pronóstico del Servicio Meteorológico advierte que, según sus proyecciones, la ola de calor estará caracterizada por magnitudes elevadas en las diferentes ciudades de la Argentina que estarán afectadas por varias jornadas. Pero sobre todo las del centro.

La temperatura en Paraná se prolongará con una máxima de entre 39° y 40º C desde el martes hasta el jueves.

En Rosario, provincia de Santa Fe, el organismo estatal prevé máximas de 38°C y 39°C para el martes 11 y los miércoles 12 y jueves 13, respectivamente, y números similares se replicarían en la capital provincial, Santa Fe.

La Provincia de Córdoba también será afectada y su capital homónima sufrirá temperaturas máximas de 39°C y 40º C que comenzarán el martes y seguirían hasta el jueves.

La capital de La Pampa, Santa Rosa, tendrá máximas de 38°C desde hoy hasta el jueves, cuando se espera tormenta. La única excepción sería el miércoles, cuando la temperatura vespertina rondará los 36° C.

En Buenos Aires, se mantendrá temperaturas entre 36º C y 38° C desde el martes hasta el jueves, siendo las zonas más aliviadas las de la costa atlántica y más intensas las del centro provincial.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la tendencia continuará en ascenso de la temperatura consecuentemente de los 37º el martes a 39º el jueves.

Si bien no figura en las alertas internacionales, se aguarda que el récord de máximas temperaturas esté superándose en la provincia de Santiago del Estero, donde el SMN estima que las mayores marcas rondarán entre los 39º y 42º, con mínimas de 22º y 24º.

Otra cuestión que se apuntó es lo elevado de las temperaturas mínimas estimadas para cada región. Este fenómeno hace que durante las noches no se logre enfriar el ambiente ya que las temperaturas no bajan lo suficiente y esto dificulta el descanso de las personas lo que puede generar efectos en la salud, ante esta situación y de acuerdo a la intensidad en las temperaturas el SMN emite alertas para advertir a la población, se indicó oficialmente.

Un horno

otro lado, se conoció un estudio publicado en la revista Communications Earth and Environment, que cruza datos históricos de producción de gases que provocan el efecto invernadero con los compromisos tomados por los cinco mayores emisores del mundo (China, Estados Unidos, la Unión Europea, India y Rusia) antes de la conferencia mundial sobre el clima COP26, que se realizó entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre pasado en Glasgow, Escocia.

Según informó la agencia de noticias AFP, el objetivo del estudio era realizar predicciones de calentamiento por región para el final de la década.

El resultado muestra que el 92 por ciento de los 165 países encuestados experimentará uno de cada dos años extremadamente cálido.

Los años “cálidos” se alcanzan cuando llegan a un nivel récord que se solía alcanzar una vez cada 100 años en la era preindustrial.

Esta conclusión “subraya la urgencia y demuestra que nos dirigimos a un mundo mucho más cálido para todos”, según Alexander Nauels, de la ONG Climate Analytics, coautor del estudio.

Para mostrar la contribución a este fenómeno de los principales emisores, los investigadores recrearon cómo sería la situación si se retiraban sus emisiones desde 1991, el año después de la publicación del primer informe de expertos climáticos de la ONU (IPCC).

Según este modelo, la proporción de países afectados por estos años de calor extremo descendería a 46 por ciento, agregó AFP.

Para Lea Beusch, de la universidad ETH de Zúrich, el estudio evidencia “la huella clara” de los grandes emisores en las diferentes regiones.

“Pienso que es muy importante porque, en general, hablamos de cantidades abstractas de emisiones, o de temperaturas mundiales que conocemos, pero que no podemos sentir”, explicó el científico.

La perturbación es particularmente neta en las zonas tropicales africanas donde “las variaciones de un año a otro son generalmente bastante débiles”, con lo que “incluso el aumento moderado que experimentará, comparado con otras regiones, la hace salir verdaderamente de su esquema climático conocido”, indicó.

En valores absolutos, los aumentos más fuertes se darán en las latitudes altas del hemisferio Norte, como ya ocurre actualmente.

Las consecuencias podrían atenuarse con reducciones significativas de las emisiones de los países pero, según la ONU, los compromisos actuales llevarán a un aumento del 13,7 por cientohasta 2030, lejos del -50 por cientoconsiderado necesario para alcanzar el objetivo ideal del acuerdo de París de 2015.

Fuente: Telam.
CALOR AGOBIANTE

Teclas de acceso