Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
CORONAVIRUS EN ARGENTINA

Pese a las restricciones oficiales, casi 30.000 argentinos viajaron igual

El Gobierno nacional comenzó a revelar información que se fue procesando en los últimos días al extremarse los controles de quienes salen, entran y quienes cumplen y no cumplen las medidas de seguridad para evitar la propagación del COVID-19 en el territorio nacional.

En el equipo del canciller Felipe Solá revelaron a Clarín que Migraciones registró que 19.711 argentinos viajaron al exterior sólo por Ezeiza desde el 12 de Marzo. Y otros 10.000 se fueron por pasos terrestre fronterizos, la mayoría a Brasil y Uruguay. La mayoría se fue de vacaciones.

El 13 de marzo pasado Alberto Fernández dio su cadena nacional.

La mayoría de estos ciudadanos son ahora los que están pidiendo ayuda de distintos puntos de Europa y Estados Unidos para volver: se llegaron a registrar unos 23.000 allí en embajadas y consulados y unos 10.000 en países vecinos.

El problema además que presentan estos pasajeros que quedaron varados y retornaron es que algunos violaron la cuarentena obligatoria que en su momento -y así lo anunció el presidente Fernández en su cadena nacional- era de 14 dias estrictos para quienes vinieran de las llamadas zonas de riesgo (Europa, Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur e Irán, a las que con el correr de los días se les sumó Brasil y Chile). Fue entonces cuando comenzó el caos con las aerolíneas extranjeras que dejaron de volar a este país y que ahora empezaron a hacerlo por goteo y de manera excepcional.

Ese número se convierte en una cifra mucho mayor si se ahonda en el registro de Migraciones en el último mes cuando ya se sabía que el coronavirus se estaba propagando de manera masiva y rápida por Europa. Hay digitalizados 200.000 ingresos en la Argentina en ese tiempo de personas que estuvieron de viaje por el exterior del país, muchos de ellos en zonas de riesgo que son el foco para importar el COVID-19.

Por eso, lo más dificil de atender para las autoridades migratorias y de salud -señalaban a este diario- es evitar el incumplimiento de las cuarentenas de aquellos turistas que podrían haber importado el virus. La cuarentena total en todo el territorio ayuda pero puede no ser suficiente. Este sábado, el ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro, que tiene a su cargo Migraciones y por lo tanto el control fronterizo terrestre, aéreo y fluvial- trabajaba con las autoridades de la ciudad para inclusive afinar controles de aquellos pasajeros que entraron al país en el último mes y que vinieran de zonas sensibles para hacer un seguimiento incluso de patentes de vehículos urbanos para ver si cumplen sus cuarentenas.

El mayor problema sin embargo se concentraba por un lado en la falta de verdad de la información que dan los turistas cuando hacen múltiples escalas para volver a la Argentina. Y también en las fronteras norte, en la Triple Frontera, donde se concentró una alta cantidad de personas que quieren reingresar a la Argentina. El diario La Voz de las Cataratas contaba sólo este sábado que cientos de turistas se concentraban en esa frontera sin agua y sin comida. El viernes partieron siete micros dispuestos por el gobierno local para intentar evacuarlos y que pudieran llegar a sus provincias.

Son muchos los que quedaron varados en este tiempo y que siguen sumidos en el caos al cerrarse los cielos y fronteras de distintos países. Había unos 23000 en Europea y EE.UU. y otros 10.000 en países vecinos, muchos de los cuales están entrando por goteo.

CORONAVIRUS EN ARGENTINA

Teclas de acceso