Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
LAWFARE EN ARGENTINA

Pierri: “Varisco estaba condenado desde el inicio de la investigación”

Para el prestigioso abogado Miguel Ángel Pierri, Varisco “estaba sentenciado desde el inicio de la investigación”, por el lawfare impulsado desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, mientras que hubo figuras del PRO que fueron desvinculadas en tres líneas.

Esto no es TV - 21 - Capítulo 13

En exclusiva para Estonoestv, el reconocido abogado Miguel Ángel Pierri charló sobre la necesidad “de reformular una Justicia que tenga un real compromiso con la sociedad”, y sentar “hombres probos” en los lugares clave, dado que hoy “la sociedad no cree en la Justicia ni en las fuerzas de seguridad”.

Pierri fue consultado por la causa iniciada por el exintendente Sergio Varisco, sobre el “lawfare” que sufrió, y la denuncia contra los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos ante el Consejo de la Magistratura: “el lawfare fue una estrategia continental, donde sectores de la mala política se dedicaron a armar causas contra aquellos que no siguieran sus designios. Para eso buscaron la complicidad de malos jueces, de periodistas comprados, y a partir de ahí, con el ánimo de desplazar a políticos encumbrados, como Varisco, de esa forma, se arman estas causas”.

Y continuó: “Cuando nos introducimos en la causa de Sergio Varisco, evidentemente, tiene la pata indiscutible de la política delictual. A Varisco se lo quiere desplazar del lugar estratégico, histórico, y como no accedió a esos acuerdos – se lo citó a reuniones y encuentros – y a partir de allí, se lo condenó a sufrir un destino con una causa de narcotráfico”.

“Esta causa vinculó a Varisco con otras personas que tienen su vinculación con la ley penal, a quienes Varisco conocía de la actividad política. No se puede ocultar que Celis – más allá de sus actividades reprochables – era un cuadro político. Ahora, fíjese qué cosa extraña, cuando se inicia esta investigación, ahí se protege en la investigación a un cuadro político, a un hombre del PRO”, destacó el letrado, en comunicación exclusiva con Radio La Voz.

Pierri siguió detallando:

“El tiempo indica que por aquellos días, no eran tiempos fáciles, y no se hasta donde hubieran sido escuchados quienes defendían a Varisco. Y uno se da cuenta que todos los planteos de la defensa caían en saco roto. Le diría que Sergio Varisco, desde que se inicia la investigación, estaba sentenciado”.

“Varisco estaba sometido a jueces y tribunales de condena, no de investigación y juicio. Y de ahí en más, cada instancia que recorrió esta causa, lo hizo con hombres sospechados de participar de este lawfare, recibiendo reveses con dictámenes de cinco carillas. En términos de práctica, esto quiere decir que no importa la persona… que la suerte está echada”, explicó el prestigioso abogado.

“Mientras tanto, tiene lugar la condena pública”, indicó Pierri. “Se crea un estigma de la condena social, a través del lawfare. Eso solo se entiende cuando se sufre en carne propia. Por eso estamos en una lucha de lograr un acto justo. Todos sabemos que Varisco fue juzgado por una actividad de financiamiento del narcotráfico, y sin embargo, cuando se lo condena, se lo condena por vender droga, por comercializar. Se lo trata como un puntero mayúsculo, que promovía y organizaba la venta de droga en Paraná”.

El abogado continuó: “Estos mecanismos se han visto en otras persecuciones. El sujeto estaba en el centro de la investigación, y cada vez que se movía, el aparato periodístico apuntalaba la dirección que quería el lawfare. Otras veces, las resoluciones judiciales llegaban antes a los medios que a las defensas. Hoy, estas personas que formaban parte de estos mecanismos, piden asilo en otro país. Volviendo al caso de Sergio Varisco: hemos presentado una denuncia ante el Consejo de la Magistratura, que es el estadío donde creemos que se debe sustanciar la denuncia contra estos magistrados que formaron parte de este lawfare, de una organización que concretaba estos procedimientos”. “Y para Varisco, fue correrse, o avenirse a los deseos de la Ministra”, agregó.

EL PODER ABSOLUTO DEL PRO

“En ese momento, el poder absoluto les permitía arrasar con honores y familias. Y Varisco lo pagó con su salud”, dijo sin rodeos el abogado. “El tema es que la sociedad tiene que tomar conciencia de esto. Este es un mecanismo que puede sufrir cualquiera, pero ataca figuras públicas para transformarlas en figuras negativas. Presos en pijamas, como le pasó a un ex vicepresidente… es todo la misma línea. Y más allá de la persecución ideológica, son intereses concretos: liquidar al enemigo. Eso es casi consagrar la barbarie en la sociedad”.

“Si la sociedad no toma conciencia de que este es un hecho grave, que tiene que ser investigado, y que estas personas que están en la justicia deben ser investigadas y apartadas de sus cargos”, reiteró Pierri.

El abogado volvió a su hipótesis inicial: “necesitamos mejorar la Justicia, aunque los hay buenos, que están en sus despachos. Pero también fueron perseguidos, como a camaristas laborales que fueron perseguidos, aplazados, y apartados de sus cargos. En el caso Varisco, por ejemplo, no se ha garantizado ni siquiera el control de las actuaciones, denegándose el paso a la Corte, con un fallo de una pobreza técnica realmente alarmante”, concluyó.

La denuncia fue presentada contra los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, integrantes de la Cámara Federal de Casación, y que fueran quienes impidieran que la causa Varisco pasara a revisión de la Corte.

pierri.mp3

Fuente: estonoestv
LAWFARE EN ARGENTINA

Teclas de acceso