Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
atendían en su casa

Policía Federal detuvo a una pareja acusada de vender cocaína y marihuana en el barrio Padre Kolbe de Paraná

Una pareja que vendía drogas en inmediaciones del barrio Padre Kolbe de Paraná tenía aceitado un mecanismo por el cual pretendían dejar la mercadería lejos de su vivienda: atendían en su casa, buscaban las dosis que pedían los clientes en otro sitio y almacenaban el stock en otro lugar. Luego de una investigación de la Policía Federal, el hombre y la mujer fueron detenidos en las últimas horas del miércoles y serán imputados por narcomenudeo.

La causa se instruyó en la Fiscalía local, a cargo de Melisa Saint Paul. A partir de los datos que obtuvieron los investigadores por la actividad que se desarrollaba en calle Vicente Quesada y Virrey Vértiz, se realizaron distintas tareas en la zona, como vigilancias en las cuales se pudieron obtener registros fílmicos de los movimientos de los investigados.

Se trata de un hombre de apellido Troncoso y su mujer, quienes están imputados por el comercio de drogas “full time “en un sector de la zona oeste de Paraná, publica diario Uno. Con las evidencias reunidas que fueron presentadas a la Fiscalía, se solicitaron los allanamientos a la jueza de Garantías Carola Bacaluzzo, quien las libró en seguida.

Los allanamientos

De esta manera, los efectivos de la fuerza federal irrumpieron en la vivienda y requisaron los lugares claves que habían observado.

En el domicilio donde vive la pareja encontraron una balanza, una licuadora, recortes de nailon y creatina, sustancia química que generalmente se utiliza para estirar la cocaína, además de celulares donde estarían los mensajes con los clientes y proveedores.

Frente a la casa hay una vereda y un terreno descampado. En un sector donde había chapas y otros residuos hallaron marihuana y cocaína fraccionada. Y más al fondo había un ladrillo con casi un kilo de cannabis.

Cómo actuaban

La operatoria de venta consistía en que, cuando llegaba un cliente, el vendedor cruzaba la calle, juntaba las dosis solicitadas y las entregaba. Cuando se quedaban sin droga en ese lugar, iban a buscar más al otro sitio donde se encontraba la mayor cantidad de la droga, para la reposición.

La misma modalidad de comercio al menudeo se ha registrado en varias causas judiciales, como en el barrio Puerto Viejo donde los vendedores dejaban la droga fraccionada entre los yuyos lindero al arroyo entubado o en las alcantarillas.

Finalizado el procedimiento, la pareja quedó detenida y seis personas fueron trasladadas a la Fiscalía por tener alguna relación con la causa. Por ejemplo, un cliente del kiosco de droga que había llegado instantes antes del allanamiento y lo encontraron con dos bochitas de cocaína.

Respecto al proveedor de drogas de Troncoso, no está claro y se espera que pueda surgir información de las pericias a los celulares incautados. No obstante, en la Fiscalía y la Justicia provincial se ataca solo el narcomenudeo, los demás eslabones de la cadena del narcotráfico corresponden a la Justicia Federal, donde hace tiempo que no se observan causas que desbaraten organizaciones de relevancia local o regional, como sucedía años atrás.

atendían en su casa

Teclas de acceso