Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
COMERCIO CLANDESTINO

Precios insólitos para la venta de elementos robados en las redes sociales

Carlos Schmunk, jefe de la División de Robos y Hurtos, dialogó con Radio La Voz sobre las modalidades delictivas que enfrenta la división y el seguimiento que deben realizar para dar con elementos sustraídos.

"Se viene haciendo desde hace 5 años el trabajo de observar las redes sociales, ya que los elementos que son sustraídos son ofrecidos en Facebook a través de páginas de compra venta, para localizar a las personas. No es una tarea fácil porque quienes las ofrecen se arman facebook truchos o con nombres falsos y es difícil localizarlos y dar con el elemento.

Están ofreciendo entre 20 mil y 40 mil pesos; ayer hicimos un procedimiento donde se ofrecía una carabina y un aire comprimido a 7 mil pesos, algo que no es acorde a la realidad. Casi siempre, es la gran problemática que tenemos, el elemento no es ofrecido por la persona que comete el delito es una tercera persona que ya compró ese elemento y lo vende por un precio mucho menor que el que lo compró. Muchas veces son personas que sufren de adicciones, la gran problemática que encontramos es que no hay un compromiso social en denunciar estos hechos" relató.

"El otro día ocurrió algo en zona de Coto que una persona se enteró que estábamos en búsqueda de una notebook y una mochila de determinadas características, se hizo presente en la División de Robo y Hurtos con los elementos aduciendo que no quería tener problemas y que los había adquirido a muy bajo precio".

"Se está haciendo un trabajo con distintas áreas pero casi siempre son hechos aislados. La mayoría los hace para comprar droga, entonces lo que tienen lo venden enseguida por un precio re contra barato. Esto trae aparejado muchas cosas, sino que uno compra una bici de 20 mil pesos, la pinta y modifica, se la roban y ¿qué va a denunciar? La gente no toma conciencia de que está comprando algo a un precio que no es" sostuvo.

"No se tienen que comprar las cosas que saben que son mal habidas, se aconseja no comprarlo y dar conocimiento a las autoridades policiales sobre esto. Muchas veces pasa que se secuestra un elemento para dar con el origen de este elemento y no se puede por las modificaciones que se le han hecho; entonces se termina donando a organismos pero es un procedimiento que lleva al rededor de un año" agregó.

Para finalizar Schmunk refirió " quiero agradecer a la división por el trabajo que de prevención de estos hechos y la investigación que se realiza, dejando muchas veces a su familia y poniendo en riesgo su vida en estos tiempos que vivimos".

Fuente: LA RADIO LA VOZ 901
COMERCIO CLANDESTINO

Teclas de acceso