Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
DECISIÓN DE LA SALA PENAL DEL STJ

Rechazaron extender el rango de tobillera a condenado por abuso sexual para que pueda trabajar

El abogado defensor de Sergio Alberto Zaragoza – condenado en 2017 por abuso sexual con acceso carnal – charló con RADIO LA VOZ sobre el recurso que presentó ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) para que amplíe el rango de cobertura del sistema de GPS de la tobillera electrónica hasta el depósito (distante media cuadra del domicilio) para que su defendido pueda trasladarse a trabajar.

Actualmente, “se encuentra cumpliendo una prisión domiciliaria porque la sentencia no se encuentra firme. El pedido fue una pequeña morigeración del rango de la tobillera electrónica porque su nueva pareja, tiene una pequeña empresa que comercializa productos – entre ellos, alcohol en gel – enfrente de la casa donde cumple la prisión domiciliaria. Pedíamos que se amplíe el espectro de la tobillera, es eso lo que pidió, no salir a vender, no salir a ningún lugar”.

“La semana pasada, la Justicia nos dijo que no”, consignó José Ostolaza. Los vocales Claudia Mizawak, Miguel Giorgio y Daniel Carubia “no nos hicieron lugar al planteo”, agregó el letrado de Concepción del Uruguay.

Rechazo

“El voto que argumentó el rechazó al pedido del condenado fue realizado por la vocal Mizawak y contó con la adhesión de sus colegas Giorgio y Carubia. En primer lugar, sobre si debe cumplir la condena en la cárcel, la vocal Mizawak señaló que "contrariamente a lo alegado por el Ministerio Público Fiscal, debo recordar que esta Sala en lo Penal del STJ ha sostenido en numerosos precedentes que el fallo condenatorio es ejecutable y adquiere firmeza una vez que se resuelve la concesión o denegación del recurso extraordinario federal, sin que se computen, a tal fin, los plazos que conlleva la resolución de un recurso de queja”.

Tras ello, la magistrada resolvió sobre la solicitud de la defensa de morigeración de la prisión domiciliaria -con monitoreo electrónico- de Zaragoza. Al respecto, dijo: “Se advierte de la simple lectura de la presentación efectuada por el letrado defensor del acusado que la misma no aporta elementos suficientes que permitan resolver la morigeración de la prisión domiciliaria del modo que se interesa ni demuestra que el amplio e impreciso pedido sea imprescindible para el desarrollo de la actividad laboral de Zaragoza”.

En ese marco, coincidió con la fiscal en cuanto a que la ausencia de precisiones acerca de los lugares, horarios y las demás circunstancias en la que el imputado pretende vender y distribuir alcohol en gel, impedirá cualquier control y/ o monitoreo.

“Ante ello, la nueva morigeración solicitada no aparece como necesaria, no guarda racionalidad ni resulta equitativa en función a los intereses en juego en este proceso penal. En definitiva, resulta evidente que el planteo incoado carece de todo sustento. El peticionante no acredita que se hayan modificado las circunstancias de hecho que motivaron la imposición de la prisión domiciliaria con monitoreo electrónico; solo menciona datos inciertos y genéricos acerca de la actividad laboral del imputado y alude a la sujeción del imputado a las condiciones bajo las cuales se le concedió la detención domiciliaria, al inminente nacimiento de su hijo y a la ausencia de riesgo de entorpecimiento de la investigación ante el estado del proceso, lo cual resulta manifiestamente insuficiente para resolver la desmesurada morigeración que se solicita en favor de Sergio Alberto Zaragoza”

Fuente: RADIO LA VOZ
DECISIÓN DE LA SALA PENAL DEL STJ

Teclas de acceso