Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
ANÁLISIS DE LA ACTUALIDAD CARCELARIA

Reinserción de los ex presidiarios en la sociedad

El exjefe del servicio penitenciario a nivel nacional, Víctor Hortel, dialogó con Radio La Voz respecto a la mirada de la gente ante diferentes situaciones delictivas y el reintegro de los internos a la sociedad. Estas fueron sus declaraciones:

Hortel habló de su mirada respecto al servicio penitenciario, “en realidad, hay delitos que son más aberrantes que otros, o que generan más conmoción en la gente que otros. El error de la gente es que su sentido común entiende que las penas son eternas, y la gente considera que cuando uno entra a la cárcel tiene que morirse ahí, el sistema legal a esto no lo autoriza; algunas penas tienen duración más larga y otras más cortas, depende la gravedad del delito de acuerdo a lo que dice el código penal”.

Agregó que “en la cárcel en algún momento se pensaba la reinserción, hace mucho tiempo se dejó de cumplir porque la cárcel no genera un ambiente donde la persona que cometió un delito pueda encontrar un camino para reinsertarse en la sociedad; lo que realmente hace es excluirlo de la manera más trágica de la sociedad. Esta paradoja te voy a encerrar para enseñarte a vivir en libertad, es muy fácil decirlo pero cuando uno ve la realidad del sistema carcelario es bastante compleja. El sentimiento de la persona que es víctima, se entiende en función del dolor y muchas cuestiones, pero el estado como ente superior tiene que ver otra racionalidad, tiene que generar políticas públicas que impacten en el contexto de encierro de manera positiva; osea que la cárcel sí tiene alguna función, esa función sea a favor de toda la comunidad porque la persona que está detenida, que está presa en algún momento sale”.

El ex jefe, opinó también sobre las personas que han vendido estupefacientes toda la vida y no conocen otra cosa “bueno eso otra cuestión, hay un problema anterior a la cárcel que es de qué manera el sistema excluye personas. Cuando el estado neoliberal genera pobreza y miseria, la gente va sobrevivir consecuencias del delito, aquel que nunca tuvo oportunidad de nada, seguramente va terminar siendo un soldado del narcotráfico. Si nosotros no le damos ningún tipo de oportunidad va seguir en esa porque es lo que le da de comer; cuando vos generás políticas sociales que tienen que ver con inclusión, está demostrado que disminuye del delito. Puede haber situaciones puntuales en el narcotráfico donde el margen de ganancia sea tan alto que la gente no tiene incentivo en estudiar o hacer otra cosa, entonces hay que trabajar para que el narcotráfico no tenga el incentivo que tiene ahora”.

Implicancias de la prisión perpetua

“Hay que entender que la pena no es eterna, la prisión perpetua no existe, tarde o temprano la persona va salir en libertad," explica Hortel. "Por eso digo que la persona lo que es en término penitenciario se denomina tratamiento; osea que reciba algo, estudiar, trabajar, algo para que pueda salirse del estereotipo donde lo han estigmatizado como chorro, narco o lo que sea. Hay individuos que responden a esos estereotipos, y una vez que te los ponen ya no te lo sacas más; entonces hay todo un proceso que tendría que generarse en la cárcel.

Analiza que "la cárcel antiguamente tenía aulas y tenía talleres, como dicen los italianos 'la cárcel es la invención del capitalismo', pero el capitalismo industrial, no el financiero que tenemos ahora.

Donde la persona tiene que ser excluida de la sociedad y quedarse encerrada; el sistema penitenciario tiene la obligación de generar condiciones de vida, trabajo, estudio para que esa persona sea de alguna manera recuperable. Desde hace mucho tiempo la cárcel no está cumpliendo la función para lo que fue pensada” lamenta.

Respecto a cómo se tendría que hacer la reinserción, y qué se debe hacer con los celulares que son ingresados de manera ilegal; expresó: “Dos cuestiones; primero la persona que está privada de la libertad uno de los mayores sostenes es la familia y los afectos, si la persona de alguna manera es aislada de eso, uno resigna muchas posibilidades de hacer algo con ellas. Todos los sistemas penitenciarios deberían de alguna manera promover e incentivar la vinculación familiar, para ello el teléfono resulta ser una herramienta indispensable, es cierto que el mal uso de los teléfonos se presta para situaciones problemáticas”.

En esa misma línea, agregó "hay sistemas en otros lugares donde los servicio de los teléfonos están debidamente controlados, se sabe con quién habla dónde habla, con números autorizados, ese tipo de necesidades requieren inversión, la seguridad es inversión. Si uno no invierte plata van a seguir a los ponchazos, permitir el ingreso de teléfonos particulares y por ahí es un error y capaz que ilegal; si yo diseño un sistema telefónico de seguridad encriptado, hay un montón de posibilidades de permitir que la persona hable por teléfono, ya si los políticos no lo hacen van a seguir teniendo los problemas con los teléfonos”.

La vigilancia antes, y ahora. "No conozco la realidad de Entre Ríos pero si uno va a las unidades de detención fácilmente se van a dar cuenta que los sistemas de vigilancia siguen siendo sistemas de vigilancia fallados. En una época donde la vigilancia electrónica e informática tiene tanto avance, seguir pensando en modelos de vigilancia de hace 50 años es una barbaridad. Hay varios malos funcionarios que terminan lucrando con la entrada de teléfonos clandestinos, entonces pensar un sistema de avanzada va en contra de los negocios del propio servicio penitenciario, por eso el rechazo a la reforma”.

Al ser consultado sobre cuáles son los derechos de estas personas tienen vigentes “nosotros planteamos una gimnasia. Definamos libertad, porque esa palabra es muy amplia donde juegan muchos factores, la sentencia condenatoria si es que existe, sí limita temporalmente la ambulatoria que es la posibilidad de desplazarte de un lugar a otro. La libertad implica también trabajar, poder asociarte, estudiar, es amplísima. La sentencia condenatoria penal no afecta eso, por lo cual el sistema penitenciario tendría que tener un sistema que restrinja la libertad ambulatoria como lo dicta la sentencia pero que alimente todas las otras libertades que no se le han privado."

"Los sistemas penitenciarios en Argentina asocian que la libertad solo es la libertad ambulatoria y te privan de todo”

El tema del trabajo en contexto de encierro es todo un tema, planteamos que la persona que esta baja tiene que tener posiciones dignas de trabajo y una retribución y mucha gente asocia que el trabajo en encierro; tiene que ser trabajo de esclavo. El capitalismo como creador de la cárcel, la idea era que recibieras unas condiciones de trabajo tan indignas que cuando salías en libertad aceptaras cualquier condición esclavizadora, la educación tenía que ver con una dominación del capitalismo, no como la visión que tenemos ahora que es que vos te vas a formar intelectualmente”.

Respecto a la posibilidad de su elección nuevamente, concluyó con que “no hay un ofrecimiento en concreto, hay que estudiarlo y analizarlo”

Fuente: RADIO LA VOZ.
ANÁLISIS DE LA ACTUALIDAD CARCELARIA

Teclas de acceso