Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
La UCR tiene una crisis de identidad.

Rógel, candidato a gobernador, criticó a sus pares por defender a los intereses económicos.

“En primer lugar, no se puede hacer política de espaldas al pueblo. En segundo lugar, mi partido envió una nota pidiendo las escuelas, y pidiendo autorización para los comicios”, indicó el dirigente radical a RADIO LA VOZ. “El gobierno ha respondido la nota que se le ha enviado. Pero hay que hacer política en función de la realidad, y si esta ola se complica, obviamente se van a tener que tomar decisiones”.

Rógel continuó: “El radicalismo en el que me formé, era un partido que contextualizaba todas las cosas que proponía para el país, en el mundo. Esta ordinariez de que la cuarentena no existía, que Fernández nos quería encerrar a todos… cuando uno veía que todo el mundo se paraba… no se sostenía. La oposición es fundamental, pero debe estar contextualizada en una verdad evidente. Negar eso no se puede sostener”.

FUTURO DE JUNTOS POR EL CAMBIO

“Con el profesor Argachá nos hemos dado a la producción de un trabajo, donde investigaba la historia y fundación de la UCR”, recordó Rógel. “Lo edité, lo prologué, y recorrimos la provincia con ese libro. En el prólogo, digo que si San Martín le hubiera planteado a esta dirigencia, cruzar Los Andes para liberar otro país que no sea Argentina, lo hubieran mandado a charlar con los españoles… lo mismo si Alem o Irigoyen le plantearan a esta dirigencia que había que hacer tres revoluciones para que al último peon de campo no le robaran la libreta”.

“Aprovecho esto para decir que hemos perdido la identidad radical. Antes, un radical sabía que la salud y la educación eran igualadores. Sabía además que el Estado tenía que tener una fuerte presencia en la Economía, y se parecía en mucho al peronismo. Eso se ha perdido, y creo que el PRO nos ha llevado, no diría por delante, porque nadie va a hacer nada por nosotros… pero creo que en Gualeguaychú no se firmó un compromiso de gobierno, y estuvimos acompañando cuatro años el gobierno de Macri, sin participación”.

“Salir con las bocinas a defender lo de Vicentin… fue una mentira. Vicentin es un contrabandista: saca la mercadería por el Río Paraná, la vende en Paraguay, y pone su plata en cuentas off shore. Y en Estados Unidos, donde se lleva la causa principal, van a ir todos presos. Y que el radicalismo defienda eso, hace que no tengamos claras las cosas”.

“Además, somos un partido que en las últimas dos elecciones, no llevamos un radical ni como presidente ni como Vice, apoyando además en la última, a un peronista figura del otro partido”, puntualizó Rógel a Radio La Voz.

“Yo hablé con Gerardo Morales, y me dijo que iba a ser candidato a Presidente. Y yo voy a ser candidato a Gobernador”, lanzó Rógel. “Y en la convención nacional, tenemos que discutir en qué consiste esta alianza, si la continuamos, y escribir la idea de Nación que vamos a buscar”.

“Creo que Macri, dentro del PRO, es un proceso culminado”, agregó contundente.

“La primera vez que no conducimos, ni siquiera con un vicepresidente, fue en esta oportunidad, y eso hay que discutirlo”, reafirmó.

RÓGEL, SOBRE LOS PERONISTAS

“Así como los problemas del radicalismo son identidad y vocación de poder, el peronismo debe rediscutir su identidad e idea movimientista. Tienen que ofrecer una idea más definida. Ahora, sacando eso, hay una situación que nosotros no manejamos: se ha parado el mundo. Parar el mundo, un país, es terrible. Hoy, en un mundo tan globalizado, donde el consumismo está en la cabeza de las personas, y si no se logra detener esta enfermedad, va a haber una crisis económica y social muy delicada”.

“Este es un mundo muy distinto, no son las crisis de antes, donde la gente se conformaba con pocas cosa. Debe haber liderazgos importantes, donde se pare la pelota, porque de no ser así, vamos a vivir situaciones complicadas. No es que porque le vaya mal a Fernández, nos va a ir bien a nosotros… no es fácil la cosa”, apuntó.

“Cuando vos llegabas al radicalismo, te hablaban de política exterior, política económica. Pero también te decían quien era Clarín, cómo lo habían derrocado a Illia, lo que le hicieron a Raúl Alfonsín, y te enterabas lo que habían hecho con el gobierno de De La Rúa. A Chacho Álvarez, empleado de Magneto, lo hicieron renunciar. De La Rúa no quería la devaluación, y como Clarín debía 3000 millones de dólares, se pergeniaron para hacerlo saltar”.

“Hoy, yo veo… el presidente mandó un DNU, dice que estamos mal… y pide a diputados y senadores que la telefonía móvil e internet no la aumenten. Que el bloque radical haya votado en contra, a mí me avergüenza… porque Magnetto perdía 200 millones… esto es votar en contra de la abuela que quería ver un poco más a su nietito”, lanzó Rógel.

“Como radical, no puedo ser traidor de clases. Camino… escucho… no podemos vivir de manera distinta a la gente. No podemos defender los intereses de los que tienen poder y dinero. Tenemos que ser el árbitro entre los que menos tienen, y los que producen. A mí me vas a encontrar en esa idea, y yo quiero que el radicalismo vuelva a esa idea”, concluyó.

rogel.mp3

Fuente: lavoz
La UCR tiene una crisis de identidad.

Teclas de acceso