Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
EL SERENO TERMINÓ GRAVEMENTE HERIDO

Robo en el Gloria Montoya: Piden un poco más de seguridad en el lugar

Luis Godoy, sereno que sufrió un hecho delictivo en el Centro Gloria Montoya, lo asaltaron y le cortaron la cara; dialogó con Radio La Voz y contó cómo pasó todo.

Tengo ocho puntos en la cara, fue un corte profundo” comenzó relatando Luis.

“El que va a robar, va y exhibe cualquier cosa así que haya o no haya gente. Eso no le interesa, más si viene de caravana como se dice. Yo no sabría decir si sabían o no sabían; lo que pasa es que siempre se ve, se visualiza si hay algún vehículo o algo.

Yo esta semana ando sin vehículo, así que por ahí pensaron que no había nadie al no haber una moto o un auto estacionado en el lugar. Pensaron que era un lugar cómodo para sacar cosas, que en realidad no hay nada para sacar, era para hacer daño únicamente.”

“Vos andas por la calle, a veces no te sacan nada y te terminan lastimando por el solo gusto de lastimar a la gente. Además para hacer daño no necesitas hacer mucho.”

“En realidad no hay nada que se puedan llevar de ahí; lo único que hay ahí es documentación y cosas que no tienen valor por ahora. Estamos saliendo de las jornadas de vacaciones y todo eso, empiezan las actividades escolares y las actividades del a escuela de circo, de danza, de miles de actividades que se realizan ahí pero la gente desconoce que se realizan ahí. O a veces piensan que es un lugar que no tiene ninguna actividad porque es algo que no se da a conocer.”

"Hay gente de distintas gestiones, que le da importancia a esos lugares y hay gente que no.”

EL HECHO

“Yo estaba adentro, sólo. Hace un tiempo éramos dos serenos porque es un lugar grande pero le falta seguridad en todo sentido. Hay partes del lugar que dan a barranca, son de difícil acceso para gente normal pero para los que se dedican a hacer daño es ideal” explica Godoy.

“No te sabría decir si eran dos o eran tres, sí puedo decir que el que me termina hiriendo era un chico. Porque para mí es un chico, debe haber tenido 16 o 18 años, no creo equivocarme.”

“Habían ingresado al lugar, porque para mí esto no fue el trabajo de uno sólo. A parte en medio de esa agresión, siento que salen corriendo, movimiento.”

En esa misma línea agrega: “A mí me ataca uno sólo que se ve que se había demorado o no sé qué, o sería el que habría estado sacando las cosas. Fue todo tan rápido, que anoche inclusive hablando con gente conocida que lo que más quieren es saber; hay situaciones que no te explicas cómo sucedieron. No le podes encontrar la vuelta, son segundos que pasan diez mil cosas y que por ahí decís ‘no sé lo que pasó’.

“Ahora hablando, atando cabo y ya estando más tranquilo; porque estaba en un estado de nerviosismo tremendo. Tengo golpes detrás en la cabeza y uno en la frente, tengo mis dudas que si no me desmayé o algo; creo que no pero hay tiempos que no me cierran.”

A renglón siguiente, aclara: “yo no sentí cuando me cortaron, me di cuenta que tenía un corte porque estaba bañado en sangre. No sabía que me habían cortado, hasta el momento no siento dolor ni nada porque es un corte profundo. La médica cuando me cose me preguntó si sentía dolor y le dije que no. Sí lo que siento es una sensación en las muelas de cuando vas al dentista y te extraen una, que parece que te queda todo flojo la parte de la encía. Lo que es el corte y la parte del cachete, no siento dolor. Sí ha sido un elemento muy filoso porque me lo dijo la doctora.

Antecedentes

“No es la primera vez que intentan ingresar en ese lugar, hace año y medio o dos años; en distintos momentos de Septiembre hubo siempre gente que entraba a curiosear con fines de robar.”

“Uno está sólo ahí, antes hace mucho tiempo, estaban los de la motorizada ahí entonces uno se sentía resguardado; se sentía protegido. Uno sabía que pegaba un grito y tenía ahí al lado los de la motorizada que te daba respuesta inmediata.

No me quejo de la respuesta brindada por la policía que también fue inmediata.”

Al ser consultado si el lugar es monitoreado, contestó “en ese sentido no sabría qué decir porque por ahí hay trabajos en los que se acercan desde el municipio según alguna faltante; supongo que sí. Tengo testimonios de compañeros que hay gente que pregunta así que siempre están al tanto de cuáles son las cosas para mejorar; consultan a la gente que está a cargo de las distintas direcciones si hay que cambiar algo.”

Convengamos que el Estado municipal está intentando salir adelante porque venimos de un Estado municipal totalmente ausente y no es fácil. No es fácil, con la ciudad grande que tenemos, escucho que dicen ‘son 12 mil, 15 mil municipales’ pero no tiene nada que ver eso. Necesitas siempre una cabeza que esté bien, un equipo que esté bien. Lamentablemente venimos de una gestión que el equipo que tenía era de lo peor, no era un equipo que manejaba sino que era un equipo de empresarios que lo único que le interesaba era llenarse los bolsillos y nada más.

“No tengo ninguna ideología política, no me interesa si es radical, peronista o qué. Yo tengo que ir a trabajar todos los días, sino mi sueldo no se me paga; por lo que el tema de la ideología política no me va, no me interesa.

Tendrían que empezar a evaluar qué es lo que había y qué es lo que se está dando, no estoy justificando ni lo que se está haciendo ni lo que se debe hacer hoy por hoy; no estoy capacitado para eso sino estaría desempeñándome en algún lugar importante. Creo que se están haciendo las cosas como se deberían estar haciendo.”

Destacó que “con mi problema, hubo gente que se comunicó de parte del intendente y se pusieron todos a disposición mía inmediatamente. Al momento de este incidente actuaron como corresponde, creería yo que con la mejor buena leche.

Creo que los argentinos tenemos este problema, esperamos a que sucedan las cosas para tomar cartas en el asunto. Volvemos al mismo tema, venimos de un Estado municipal totalmente, totalmente ausente. No sé si por la cabeza o lo que haya sido.”

“Si sigue estando el sereno, que sean dos. No haces nada, quizás estás con un teléfono para pasar la noche o te tomas un mate, o quizás te visita alguien que anda en la zona y hablás un rato o algún familiar para pasar la noche. Pero hay veces que vos estás solo, las noches de invierno que no andan ni los perros, y yo pregunto ¿y si te descompensas? ¿Cuándo te encuentran? ¿Cuando estás muerto? O un caso como éste.. Tuve suerte.”

“Porque yo llamé enseguida, por la hora que era quince o veinte minutos antes yo ya tengo el relevo. Son pequeños segundos que a veces evitas una muerte, por ahí por eso se necesitan dos personas en un lugar. Yo sé que por ahí los costos son altos pero la vida no tiene precio.”

Sospechas

“Hay dolor y quizás no quieren que alguien esté intentando sacar la ciudad adelante. Qué mejor puede ser el caso de un ex empleado que puede estar dolido. Yo no le puedo echar la culpa a nadie, es como cuando alguien va por la calle y lleva solamente la tarjeta de colectivo; lo asaltan, le pegan una apuñalada y le sacan la tarjeta de colectivo porque no tenía plata.”

“Yo la situación que viví, tengo 50 años y jamás pensé vivirla. Jamás llegué a pensar que podía perder la vida en un segundo; uno lo piensa pero de ahí a vivirlo, son dos cosas totalmente distintas” analiza Godoy.

“Yo a la cara de este chico no me la olvido más, pero lo que pido es que el día que me cruce no reaccionar de mala manera. Está acá cerca, y es al pedo a veces nombrar lugares, porque hay gente buena en todos lugares pero también hay gente mala.”

“Me hubiesen podido degollar tranquilamente.”

“Fue todo sorpresivo porque veo una puerta abierta, que siempre queda abierta porque hay un ventilador que siempre se ocupa, hay un equipo de música; y hay otra puerta más que es otra oficina la cual siempre queda con llave. Yo ingresé al lugar porque escucho ruido, por ahí uno mucha bolilla no le da porque siempre andan gatos; que hacen desastre los días de viento. Las puertas y las ventanas se empiezan a mover, a abrir y uno a veces sabe que se mueven, las ramas golpean sobre las chapas; y esos ruidos son normales a las 4 o las 5 de la mañana porque además no anda nadie. Entonces vos vas, te paras ahí ves que no hay nada y decís ‘es una falsa alarma’.”

Fuente: RADIO LA VOZ.
EL SERENO TERMINÓ GRAVEMENTE HERIDO

Teclas de acceso