Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
DESDE ESTE VIERNES

Santa Fe restringe la circulación desde las 20:30 horas

En un intento por frenar la curva de contagios que tiene al sistema de salud al borde del colapso, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti anunciará este miércoles la restricción de la circulación de vehículos particulares a partir de las 20.30. Sólo podrán hacerlo quienes estén autorizados como actividad esencial.

La decisión se tomó en la noche del martes en el marco de una reunión con los intendentes y jefes comunales y entrará en vigencia a las cero del viernes.

Ese decreto incluirá también la suspensión de los torneos deportivos durante los fines de semana y las actividades culturales y religiosas, al menos por 14 días.

“La idea es desalentar la reunión de mucha gente en los espacios públicos o cerrados”, indicó una alta fuente gubernamental.

Los bares y restaurantes, en tanto, continuarán con su habitual horario de cierre a las 23 y habrá una tolerancia hasta las 24 para que se retiren los comensales.

Eso sí, para llegar o retirarse del bar habrá que hacerlo en taxi, colectivo o caminando, ya que la restricción de la circulación operará a partir de las 20.30.

La medida copia la que ya se había llevado adelante en el pico de la primera ola de contagios de coronavirus, durante el año pasado.

La Intendencia intentará definir este miércoles el horario de apertura de los comercios del centro. La idea es que los negocios abran sus puertas a partir de las 9.30 o 10 para evitar mayor circulación de gente en el área más neurálgica de la ciudad.

Las medidas se terminaron de definir en la noche del martes, al cierre de una intensa jornada de reuniones sobre la cuestión sanitaria.

La idea es también fomentar el teletrabajo en actividades que lo permitan. Se suspenderán las actividades culturales, deportivas y religiosas. Se mantendrá la presencialidad en las aulas.

Aunque se quiera preservar todo lo posible la actividad económica y comercial, las cifras están mostrándole al gobernador Perotti que hay cosas que tienen que cambiar si no se quiere llegar a un colapso del sistema de salud.

Las camas críticas estaban este martes con un 86 por ciento de ocupación en el sistema público y 93 por ciento en el privado. En este marco, el intendente de Rosario, Pablo Javkin, y otros jefes comunales se reunieron virtualmente con el gobernador, que también conversó con los especialistas del comité técnico para analizar nuevas medidas tendientes a frenar la circulación y aglomeración de personas. Por la mañana, Perotti ya había hablado con Javkin en presencia de la ministra de Salud, Sonia Martorano, y su par rosarino, Leonardo Caruana, para abordar cuestiones operativas: ampliación de camas, testeos, vacunas, y rastreo, entre otros temas.

Por la tarde, fue el momento de hablar de medidas restrictivas que serán anunciadas oficialmente en las próximas horas.

Además de las reuniones en domicilios privados, que no están permitidas, preocupa el agolpamiento de personas en lugares protocolizados. El axioma lo pronunció la ministra Martorano: “Hay que dejar de socializar para que el sistema de salud pueda tener mayor disponibilidad de camas”. Los casos graves en personas jóvenes y sin comorbilidades que necesitan respirador, y la velocidad de contagio y agresividad de las nuevas variantes, son parte de los indicadores que encendieron las alarmas.

Cada uno de los miembros del comité técnico operativo expuso cuáles serían las medidas que se podrían tomar a su criterio para tratar de reducir la curva de contagios, y a corto plazo salvaguardar y proteger la integridad del sistema de salud, que está en una “etapa crítica”.

En tanto, hubo acuerdo en suspender las actividades culturales, deportivas y religiosas y mantener las clases presenciales .

Además, se insistió en que las reuniones sociales no están permitidas y en mantener la actividad industrial y productiva reduciendo todo lo que se pueda a teletrabajo para disminuir la cantidad de personas circulando. También regular el uso del transporte público observando horarios de comienzo y fin de actividades, para disminuir flujo en horas pico. Por último, se propuso seguir con la vigilancia, incrementar los testeos realizando test de antígeno rápido y a las 24 horas de síntomas, continuar con la vacunación y tratar de salvar todo lo posible los centros con internación abriendo más espacios en ambulatorio para la evaluación por consultorio externo de los pacientes.

Fuente: LA CAPITAL
DESDE ESTE VIERNES

Teclas de acceso