Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

Santiago del Estero: tres casos de tráfico de bebés en apenas 3 días

En sólo 3 días, la justicia santiagueña desbarató 2 casos de entregas irregulares de bebés, mientras investiga otras 2 más, una ocurrida en febrero; Mientras, permanece prófugo el director de un hospital que habría colaborado en una de esas entregas

Uno de los casos se frustró el miércoles, en Fernández, ciudad situada 50 kilómetros al sur de Santiago mientras que el restante, que era investigado desde principios de junio, se detectó en el hospital de San Pedro de Guasayán, 90 kilómetros al oeste de la capital, pero que involucra a un matrimonio de Las Termas.

De los 4 casos, 3 se detectaron en Fernández y el frustrado el miércoles, relaciona a un matrimonio de Buenos Aires que había hecho todos los trámites y contaba, aparentemente, con el consentimiento de la madre, para llevarse al niño. La entrega se frustró porque el padre biológico denunció que su pareja, Elena Elvira Gallardo (30), con la que no vive desde hace tiempo y con la que tiene otro hijo, había dado a luz a una beba en una clínica privada, pero que ya no estaba con ella. De las averiguaciones, surgió que el matrimonio porteño, que vive en Morón, había tenido contacto con la parturienta y su madre y habría acordado la entrega a cambio de plata.

En el medio, aparecieron dos "intermediarias": Juana del Valle Ponce de Fabrini (42) y su hija Ana Cecilia Fabrini (19), que residen en Fernández y fueron detenidas, acusadas de ser el nexo entre el matrimonio de Buenos Aires y la madre. A raíz de varios allanamientos por esta entrega irregular salió a la luz el caso de otro bebé que no llegó a ser entregado hace 2 semanas y en el que también estarían involucradas las 2 detenidas.

Además, el juez que entiende en la causa, Mario Medina, tendría en la mira otra entrega de un bebé que se habría realizado en febrero y que fue "sacado" hacia Buenos Aires. Paralelamente, la jueza del Crimen de 2da. Nominación de Las Termas, Cecilia Vittar, ordenó la detención de un matrimonio de esa ciudad que tiene en su poder a un bebé que nació en el hospital de San Pedro de Guasayán.

El director del centro de salud, Pablo Borelli, habría intervenido en la entrega irregular del bebé y por eso la jueza dictó la orden de detención. Al cierre de esta edición, el profesional continuaba prófugo.

El matrimonio de Las Termas, Adriana Paola Sánchez y Fernando Cano, fueron quienes en un primer momento habrían dicho que el bebé era hijo biológico. Sin embargo, la magistrada ordenó estudios a la mujer, que confirmaron que nunca estuvo embarazada y que tampoco dio a luz. Ahora, la mujer está detenida en su domicilio, ya que la beba tiene problemas de salud y debe prestársele atención permanente, mientras que su esposo fue alojado en la comisaría seccional 40 de Las Termas.

Todavía no se pudo ubicar a los padres biológicos del niño apropiado porque no hubo ninguna denuncia por robo o desaparición de bebés. Este caso salió a la luz cuando, a principios de agosto, el matrimonio por un lado y el médico prófugo por el otro denunciaron que estaban siendo extorsionados por gente que les pedía dinero a cambio de no revelar la supuesta apropiación irregular.

A partir de esa revelación, la jueza Cecilia Vittar tomó declaraciones al médico, al matrimonio, al director del Registro Civil de Las Termas (allí habrían intentado anotar como hijo biológico al bebé) y al personal del hospital de San Pedro de Guasayán. De esas declaraciones surgieron las contradicciones que terminaron por desplomar la coartada del matrimonio.

Fuente: CLARÍN

Teclas de acceso