Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
NACIONALES

Santiago Maldonado: la familia recusará a la fiscal que pidió pincharle los teléfonos

Silvina Ávila planteó en septiembre intervenir las comunicaciones de Sergio y otras tres personas y ahora apeló la decisión de destruir ese material

El juez federal Gustavo Lleral ordenó destruir las escuchas telefónicas realizadas a Sergio Maldonado, pero la fiscal federal Silvina Ávila apeló esa decisión. Entonces, Sergio planteará el miércoles la recusación de la investigadora.

Sergio tuvo pinchado el teléfono mientras buscaba a Santiago Maldonado en Chubut. Fue casi un mes, entre el 5 y el 30 de septiembre del año pasado, cuando denunció a la Gendarmería por la desaparición forzada de su hermano.

La medida abarcó a tres personas que conocieron al tatuador durante su paso por el Pu Lof: Ariel Garzi, testigo de la causa, que declaró que, tras la desaparición, llamó al celular de Santiago y alguien lo atendió por unos segundos; Claudina Pilquiman, la mujer que lo trasladó el 31 de julio de El Bolsón a Cushamen; y Marcela Anarda Stocovaz, integrante de la comunidad.

Santiago fue visto por última vez el 1° de agosto de 2017 y fue encontrado 78 días después, el martes 21 de octubre, en el río Chubut, hasta donde corrió escapando de los gendarmes. "La causa de muerte es asfixia por sumersión coadyuvado por hipotermia", informó Lleral.

La familia Maldonado apoyó la resolución del juez. "Nos sentimos doblemente víctimas: por la falta de respuesta ante la desaparición y muerte de Santiago y por comprobar que en lugar de establecer quiénes son los culpables del hecho fuimos investigados sin estar imputados en la causa", criticó después.

La intervención de las comunicaciones la ordenó el primer juez de la causa, Guido Otranto, por pedido de la fiscal Ávila, en el marco del "hábeas corpus", pero fue rechazada luego por el actual magistrado, Lleral, que ordenó destruir todos los audios registrados.

Finalmente, Sergio quiere saber cómo el juez garantizará que las grabaciones a destruir no sean filtradas antes a los medios de comunicación. La fiscal, en cambio, apeló esa decisión al considerarlas como prueba sobre posibles falsos testimonios sobre los mapuches que dijeron que Gendarmería se llevó a Santiago.

Fuente: TN
NACIONALES

Teclas de acceso