Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
En el primer día fueron unas 70 personas

Se abrió un nuevo registro de tarjeteros

Una larga fila de personas se extendió ayer por la mañana a lo largo de calle Echagüe, sobre el predio de la exterminal de ómnibus, con el propósito de acercar distinta documentación requerida por el municipio, para poder continuar transitoriamente como tarjeteros del estacionamiento medido.

La información correspondió al primer día de apertura del nuevo registro. Según se explicó, la actual administración municipal llevó adelante un relevamiento, y en una nueva etapa de trabajo dispuso la inscripción de las personas que se encuentran apostadas en las calles del casco céntrico.

Básicamente, la documentación solicitada fue simple, y abarcó básicamente datos personales, domicilios y antecedentes. Unas 70 personas asistieron en el primer día de habilitación del registro, en las oficinas de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Paraná, ubicadas en la planta Baja del edificio municipal de Cinco Esquinas.

Tras realizar los trámites pertinentes, se les extendió a los tarjeteros una autorización precaria para que continúen desarrollando sus tareas, hasta tanto se defina un nuevo modelo de estacionamiento medido en la ciudad.

En la actualidad, el estacionamiento de los automóviles en las calles tarifadas se desarrolla sin ningún tipo de recaudación para el municipio. Con cambios y ampliaciones, se estima que hay más de 200 cuadras que forman parte de la cuadrícula del sistema medido.

Sin embargo, no ingresa un solo recurso al municipio, ni tampoco hay tarjetas disponibles para la operatoria. Por lo que está claro, no hay costo para estacionar.

Según se indicó que se avanza en un nuevo esquema, aunque no trascendieron aún más detalles oficiales.

Al inicio de la gestión, desde el área de Seguridad Vial, Movilidad y Ordenamiento Urbano de la comuna se informó acerca del proyecto en marcha, con el propósito de habilitar un estacionamiento basado en el uso de las nuevas tecnologías.

El orden y funcionamiento del estacionamiento medido en la capital provincial es una de las tantas materias pendientes en la capital provincial, desde hace largos años.

En realidad, desde la caída de la polémica concesión del servicio con la empresa Dakota en el 2002, nunca se pudo instrumentar un nuevo esquema de estacionamiento que esté basado en pagar lo que corresponde, por el uso que se realiza.

Como no ocurre prácticamente en ninguna ciudad del país, los automovilistas abonan por dejar parado un vehículo, la cantidad de horas que quiera, un monto a discreción. No solo que el municipio no obtiene ningún recurso, sino que la situación generó más desorden al funcionamiento del tránsito en la ciudad, al impedir la fluidez de la ocupación y liberación de los espacios para detenerse.

En las últimas tres gestiones municipales hubo distintos intentos, que chocaron contra las resistencias de los tarjeteros, aunque evidentemente tampoco hubo políticas claras para llevar adelante un plan. Por ejemplo, en la gestión saliente hubo reuniones para conformar cooperativas de tarjeteros. Incluso, en abril de 2017, el intendente Sergio Varisco firmó un acuerdo con la Universidad Nacional de La Plata para aplicar un nuevo modelo, que iba a permitir pagar mediante una aplicación (app) en el teléfono celular o manualmente en puntos de carga, sin utilización de tarjetas.

Ese uso de la tecnología ya se había implementado con éxito en distintas localidades de la provincia, que lo tienen vigentes desde hace más de un lustro.

Fuente: DIARIO UNO ENTRE RIOS
En el primer día fueron unas 70 personas

Teclas de acceso